Despliega el menú
Zaragoza

Destroza un coche para vengar a un amigo que había roto con su novia

Ha sido condenado por causar daños valorados en 2.884 euros en el vehículo de la madre de la joven que cortó la relación.

El condenado rayó todo el coche con un destornillador.
El condenado rayó todo el coche con un destornillador.
Guardia Civil

La mayoría de las veces, cuando optan por emplear la violencia, son los despechados en persona los que actúan contra las mujeres que deciden cortar la relación sentimental con ellos. Pero, en este caso, fue un amigo del presunto agraviado quien resolvió que tenía que dar un escarmiento a la joven que había roto con su colega. 

El individuo en cuestión no encontró mejor manera que destrozar el coche de la madre de la chica e incluso grabar la palabra puta con un destornillador en una de las puertas traseras. Sin embargo, su venganza no le salió ni lo bien ni lo fácil que había planeado y lo pillaron casi in fraganti.

Un juez lo condenó a una pena de diez meses de multa con una cuota diaria de seis euros (1.800 euros en total) y a indemnizar a la perjudicada con 2.884 euros por los daños causados en su coche, más los intereses legales y las costas de la acusación particular, ejercida por el letrado Alfonso Bayo. El fallo fue recurrido pero la Audiencia Provincial de Zaragoza lo acaba de confirmar íntegramente.

Los hechos se produjeron el 6 de mayo de 2017 en el garaje comunitario de la finca del barrio de Casetas en la que residía la exnovia de su amigo. Sobre las 22.30, el individuo entró en el aparcamiento, buscó el Seat León de la madre de la joven y con dos destornilladores de estrella, entre otras herramientas que se había llevado, rayó toda la carrocería, arrancó el tirador de la puerta del conductor y los embellecedores de las cuatro ruedas, rompió los dos espejos retrovisores, pinchó tres ruedas y grabó la palabra puta.

En su recurso, el acusado, de 21 años y vecino de Utebo, alegó que al garaje podía haber entrado cualquiera y no había pruebas contra él. Sin embargo, la Audiencia, tal y como resolvió el juzgado, entiende que hay suficientes indicios, tales como que dos vecinos lo vieron merodear por el garaje con una linterna y que fue detenido en las inmediaciones de la finca con dos destornilladores con punta de estrella en su poder.

Pero, sobre todo, porque él mismo reconoció al ser arrestado por la Guardia Civil que había causado los daños en el coche de la madre de la exnovia de su amigo por «hacerle un favor» a este.

Los agentes detuvieron esa noche también al exnovio de la joven, entonces de 22 años y también de Utebo, y lo investigaron por si había inducido al otro a cometer el delito. En su contra tenía que la noche de los hechos había llevado en coche a su amigo hasta el edificio y le había indicado cuál era el turismo de su expareja. No obstante, no se pudo demostrar la relación fehacientemente la relación y al final solo fue juzgado por daños el autor material de los mismos.

Etiquetas
Comentarios