Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La ciudad tiene 1.300 árboles muertos que deben ser talados de manera inminente

La retirada de 160 de ellos es especialmente urgente por el riesgo que suponen.

Un operario acomete labores de poda en un parque de La Almozara
Un operario acomete labores de poda en un parque de La Almozara
Guillermo Mestre

La situación del arbolado de la ciudad sigue deteriorándose. El servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento tiene contabilizados 13.512 árboles con "incidencias significativas", que es la categoría en la que se engloban los que presentan un peor estado. Se trata de los ejemplares que requieren de una poda urgente para evitar situaciones de peligro para los ciudadanos. De ellos, 1.300 están directamente secos, por lo que tienen que ser talados por el riesgo que suponen para la seguridad de los viandantes. 160 deben ser retirados de forma urgente.

Estos son algunos de los datos que ha recopilado el Ayuntamiento de Zaragoza con el objetivo de diseñar un plan de poda que mejore el estado del arbolado de la ciudad, y que el nuevo gobierno municipal presentará en los próximos días. El mantenimiento de los parques de la capital aragonesa ha sido un asunto de batalla permanente en el Consistorio en los últimos años, y figura entre las quejas ciudadanas más repetidas por los vecinos de casi todos los barrios.

En Zaragoza hay 155.762 árboles, de los cuales 116.409 están en las calles y, el resto, en los parques y zonas verdes. El arbolado de la margen izquierda es, en líneas generales, el menos problemático, según tiene detectado el servicio de parques. Son calles más anchas, menos castigadas y con ejemplares más jóvenes. Desde allí llegan menos avisos de árboles con riesgo de caída de ramas y, además, los que llegan se atienden más rápido.

Es en la margen derecha donde se acumulan los mayores problemas, con árboles enfermos o que están llegando al final de su vida y planificaciones de plantaciones incorrectas. Y ahí también se concentran la mayoría de los 13.512 árboles en peor estado, de los cuales 9.609 están en las calles y 3.903, en parques.

Para afrontar este problema, el Ayuntamiento cuenta actualmente con tres brigadas de parques y jardines que hacen podas programadas, es decir, planificadas de antemano. A este ritmo, cada árbol recibe su mantenimiento cada siete años, aproximadamente. Además, ahora también hay otro equipo de trabajo en Valdespartera que está recortando las ramas que llegan a la altura de los peatones en los pasos de cebra.

También hay dos brigadas que se encargan de la poda por avisos, que van allí donde se reciben advertencias de que hay árboles que suponen un riesgo inminente de causar daños a las personas, especialmente si están situados cerca de colegios, centros públicos, etc. Tanto los partidos políticos como las concesionarias y los trabajadores consideran que estos medios son insuficientes para cubrir las necesidades de la ciudad.

El nuevo gobierno PP-Ciudadanos se ha comprometido a ampliar estas dotaciones, y más teniendo en cuenta que los populares hicieron de los problemas del arbolado un caballo de batalla durante el gobierno de ZEC.

Además, el servicio va a tener una importante novedad en los próximos meses, ya que la empresa encargada del cuidado de los árboles de la margen izquierda va a cambiar. Acciona va a relevar a FCC, que es la que ha prestado el servicio en los últimos años. La nueva concesionaria, que lleva el cuidado de las zonas verdes de ciudades como Segovia, Gijón, Cádiz, León o algunos parques emblemáticos de Madrid como el Retiro o los jardines de Sabatini, se ha comprometido a incorporar cinco equipos extra de poda y apeo que actuarán ante un aviso de riesgo.

Etiquetas
Comentarios