Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

La Policía frena una brutal paliza a un vecino de Calatayud

La patrulla iba a otro servicio pero se topó con un grupo que estaba dando patadas en la cabeza a un varón en el suelo. Hay tres detenidos como autores de la agresión.

Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional.
Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional.
R. G.

Se dirigían a atender un aviso de una alarma que había saltado en un establecimiento pero no dudaron en detener en seco su trayectoria cuando vieron a un grupo de gente pateando la cabeza a un vecino de Calatayud que estaba inconsciente en el suelo. La intervención de esta patrulla salvó probablemente la vida a la víctima, pues había sufrido una fractura cerrada de cráneo, además de otras heridas por las que sangraba abundantemente.

La intervención policial fue destacada este domingo por la Jefatura Superior de Policía de Aragón, que indicó que, además, las investigaciones posteriores han permitido detener a los autores de la agresión. Son tres jóvenes de entre 21 y 27 años, identificados como S. C. G., D. D. B. y D. M.

La agresión se produjo alrededor de las 6.00 del pasado 28 de julio. A esa hora una patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Calatayud acudía a un comercio en el que había saltado la alarma por posible robo. Sin embargo, durante el trayecto los agentes oyeron gritos procedentes de una pelea entre varias personas que se estaba produciendo en las puertas de un bar cercano. Entonces vieron a un varón tirado en el suelo que estaba recibiendo patadas en la cabeza.

"Sin dudarlo ni un momento", señala la Jefatura Superior, los agentes "priorizaron la integridad física" de la víctima de la agresión ante el aviso de alarma y acudieron para atender al herido. Los atacantes, al ver llegar el coche patrulla, huyeron corriendo del lugar.

La víctima, un hombre de 35 años, se encontraba inconsciente, tirado en el suelo y con una herida abierta en la cabeza por la cual sangraba abundantemente. Los policías requirieron con urgencia una ambulancia que lo trasladó al hospital Ernest Lluch. Allí fue atendido de graves lesiones en la cara -en la que presentaba fractura de los huesos propios de la nariz- y, sobre todo, en la cabeza.

Además de esta persona, otro varón fue agredido por estas mismas personas y tuvo que ser atendido en el centro sanitario por una herida abierta en la ceja izquierda en la que necesitó cinco puntos de sutura.

Una vez atendidos por personal sanitario, los agentes recabaron toda la información necesaria sobre la pelea que sirvió para identificar y localizar días más tarde a los presuntos autores de la agresión. Los tres fueron detenidos por un delito de lesiones graves y puestos a disposición judicial.

Mientras, la víctima más grave se encuentra fuera de peligro y evoluciona favorablemente de sus lesiones, según las mismas fuentes. En su caso, la intervención policial ha sido clave para evitar males mayores.

Etiquetas
Comentarios