Zaragoza

zaragoza

Podemos exige mantener la elección democrática de alcaldes de barrios rurales

Lo hace ante la "sospecha" de que el gobierno PP-Cs, apoyado por Vox, anule este sistema y reimplante la designación directa por parte el alcalde de la ciudad.

Vista de Torrecilla de Valmadrid, barrio rural de Zaragoza
Vista de Torrecilla de Valmadrid, barrio rural de Zaragoza.
Guillermo Mestre

El grupo de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza ha defendido la elección democrática por votación popular de los catorce alcaldes de barrios rurales y de los vocales de las juntas vecinales, ante la "sospecha" de que el gobierno PP-Cs, apoyado por Vox, anule este sistema y reimplante la designación directa por parte el alcalde de la ciudad.

Según Podemos-Equo, su postura coincide con la mayoría de los alcaldes de barrios rurales y en la reunión del Consejo Territorial de Alcaldes de Barrio así lo expresaron buena parte de ellos, mientras el alcalde, Jorge Azcón, y los concejales de Participación (Javier Rodrigo, Cs) y de Barrios Rurales (Paloma Espinosa, PP), "evitaban pronunciarse con claridad acerca del sistema de elección".

"Esta tibieza de los responsables municipales sobre un tema de tanto calado en los barrios rurales zaragozanos coincide con otras manifestaciones en medios de comunicación en las que también han insinuado la posibilidad de clausurar la votación popular y dar un giro retrógrado hacia la designación directa”, ha denunciado en una nota de prensa la concejala del área en Podemos-Equo, Amparo Bella.

Según la formación morada, en los barrios rurales zaragozanos la implantación de la elección directa de sus alcaldes y vocales, implantada el pasado mandato, se aprecia como "una gran conquista popular, que ha supuesto un destacado avance en la participación e implicación de la ciudadanía en la política del barrio".

"Volver a la designación directa de los primeros ediles rurales por parte del alcalde de la ciudad supondría un enorme retroceso democrático al que Podemos-Equo se opondrá con todas sus fuerzas", han advertido.

Bella también ha denunciado la discriminación de los barrios rurales respecto a los urbanos de la ciudad, al igual que la mayor parte de los alcaldes rurales, y que la política excesivamente centralista del Ayuntamiento de Zaragoza les está privando de los medios adecuados en accesibilidad, movilidad o infraestructuras, además de carencias en la red wifi en bibliotecas y otros centros municipales.

Según la concejala, los alcaldes solicitan también una unidad de policías locales rurales que patrullen por sus distritos y una mayor y más ágil actividad de las brigadas municipales encargadas del mantenimiento de las instalaciones de uso público en sus vecindarios.

Etiquetas
Comentarios