Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los frenazos y acelerones del precio del bus

Tras seis años congeladas, el alcalde Azcón dice que las tarifas podrían incrementarse aunque "nunca por encima del IPC". La última gran subida fue en 2012 cuando el PSOE de Belloch elevó el billete sencillo un 19%.

19,4. Revisiones de precios. Es la sentencia más importante por revisiones de precios de Tuzsa, la antigua contrata del bus. La sentencia no es firme pero está en fase de ejecución junto a otras, entre las que figuran una de 15,5 millones y otra de 8,1. Tras una liquidación provisional de fallos judiciales, el Consistorio tendrá que pagar 21,1 millones.
Tras seis años congeladas, el alcalde Azcón dice que las tarifas podrían incrementarse aunque "nunca por encima del IPC". 
Oliver Duch

Es un debate recurrente pero llevaba ya un lustro adormecido. El precio del billete del bus está congelado en Zaragoza desde 2013, pero puede que por poco tiempo. El alcalde Jorge Azcón dejó la puerta abierta en el último pleno municipal a una hipotética subida de las tarifas que –aseguró– "nunca" estarían por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC). Este indicativo al cierre de 2018 fue del 3,18% y el año anterior del 4,09%, si bien hay que tener en cuenta que el transporte público tiene su propio IPC, que suele fluctuar unas décimas por encima del general.

A lo largo de los últimos 30 años ha habido subidas traumáticas de hasta el 40%, si bien lo más habitual es que el billete se incremente en torno a un 6 o un 7%.Es lo que sucedió entre los años 2002 y 2011 cuando existía un pacto tácito entre los grupos municipales y el área de Servicios Públicos acordó una fórmula para incrementar los precios de forma sostenida: de cinco céntimos en cinco céntimos durante casi una década. Después, en 2012, la crisis económica se hizo más sangrante y las arcas municipales se vieron ávidas de ingresos por lo que los grupos de izquierda acordaron una subida del 19%, escudándose en que en paralelo pondrían a disposición de los usuarios con menos recursos ‘bonos para parados’.

El alcalde Azcón recuerda estos días aquel episodio para tratar de justificar una hipotética subida que –insiste– "no es voluntad de su gobierno", pero estará a expensas de las conclusiones de la auditoría económica que se espera para septiembre y que arroje la ‘herencia’ que dejó el anterior gobierno. "Con este informe podremos saber cuáles son las decisiones económicas que tendrán que hacerse", indicó el alcalde, frente a las críticas de Alberto Cubero, que recordaba que durante el mandato de ZEC no se subió el bus, "lo que se tradujo en un aumento del número de viajeros del 3%".

Hemeroteca y servicio

Echando un vistazo a la hemeroteca, se pueden rastrear datos curiosos como el hecho de que la implantación del euro también afectó a los títulos de transporte (se pasó de las 90 pesetas al 0,60 euros, un 10% más) o que el útil y redondo precio de 1 euro (que evitaba cambios y calderillas) apenas duró doce meses, los del año 2010.

Un escenario atípico fue el que se dio allá por 1990 cuando el entonces gobierno socialista de Antonio González Triviño hizo algo completamente inaudito: bajar el precio del billete del bus un 25%. Eso sí, pasadas las elecciones municipales lo volvió a subir ni más ni menos que un 40%.

Evolución del billete por años
Evolución del billete por años
HA.

Zaragoza siempre ha presumido de tener precios por debajo de la media española y, a pesar del ‘tarifazo’ de 2012, en ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona el título de transporte supera los 1,50 euros mientras que a orillas del Ebro sigue en 1,35.

La discusión, no obstante, no se centra únicamente en cuánto hay que rascarse el bolsillo, sino también en cómo se puede mejorar el servicio. Como se argumentó en el pleno, el hecho de mantener las tarifas congeladas pueden conllevar que se degrade el mantenimiento de los vehículos –cosa que se ha equilibrado con la compra de nuevos híbridos– o que se empeoren las frecuencias.

La nueva responsable de Movilidad, Natalia Chueca, está estudiando una bonificación para los jóvenes desde los 8 hasta los 26 años que todavía no trabajen, que viene a ser una suerte de tarifa plana que se activa con el pago de 15 euros al mes.

Etiquetas
Comentarios