Despliega el menú
Zaragoza

obras

El nuevo cruce del tranvía toma forma seis años después de las primeras reclamaciones

Los vecinos celebran que ya no tendrán que pisar el césped y las vías en La Chimenea.

Al salir del puente de Santiago, los convoyes del tranvía ralentizan estos días su velocidad porque saben que hay unos cuantos operarios trabajando a destajo en la parada de La Chimenea. Allí se está creando un nuevo paso de peatones, que dará respuesta a las muchas reclamaciones vecinales que, desde hace seis años (2.300 días, calculan), solicitaban un cruce más lógico que el que había hasta la fecha.

Los usuarios que quieren llegar al andén, en sentido a Valdespartera desde el lado de la avenida de los Pirineos, deben atravesar el césped y las vías, lo que siempre supone un riesgo. Además había también un escalón de unos 25 centímetros que dificulta el acceso a la parada a las personas con movilidad reducida. "Llevábamos tiempo pidiendo a Movilidad y a la empresa de Los Tranvías un simple paso de cebra que, por fin, parece que no tardará en llegar", explicaban ayer los vecinos de la asociación Tío Jorge del Arrabal. "El nuevo cruce también beneficiará a los usuarios de los dos párquines disuasorios que se habilitaron para fomentar el uso del tranvía y que funcionan como un tiro", añadían.

Los trabajos se iniciaron el pasado lunes en la avenida de José Atarés, en la parte más próxima a la rotonda. Las obras, sufragadas por el Ayuntamiento y Los Tranvías "ofrecerán plena accesibilidad para todas las personas", explican fuentes municipales. El actual espacio de césped central por el que no se debía cruzar está siendo sustituido por un andador embaldosado para los peatones y, también, se incluirá una rampa para acceder al andén y pavimento podotáctil. "Este nuevo paso incluirá tres instalaciones semafóricas, además de cámaras de seguridad", añaden los responsables de los trabajos, que calculan que aún podrían prolongarse un par de semanas.

Mientras tanto, el tranvía volvió ayer a empeorar sus frecuencias en los días laborables debido al éxodo vacacional del mes de agosto. Hasta el sábado 7 de septiembre no se recuperarán las cadencias de paso habituales del resto del año.

Etiquetas
Comentarios