Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento comprobará el estado de la cubierta del pabellón Príncipe Felipe

Con el paso de los años, la estructura ha ido añadiendo elementos, como marcadores o nuevos focos, siempre dentro de los límites de carga admisibles.

TECNYCONTA ZARAGOZA - ESTUDIANTES / PABELLON PRINCIPE FELIPE / 14/05/2017 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
El Príncipe Felipe, a rebosar durante un partido del Tecnyconta.
Oliver Duch

Camino ya de la treintena, el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza mantiene una salud óptima. Es uno de los recintos de referencia dentro del circuito baloncestístico nacional y acoge un buen puñado de espectáculos culturales y deportivos cada año. Y aunque las condiciones generales de la instalación sean buenas, no por ello se libra de las comprobaciones y revisiones oportunas de cara a certificar que todos los elementos cumplan con los requisitos legales.

Zaragoza Deporte Municipal, como entidad gestora del inmueble, ha iniciado el trámite administrativo para acometer un contrato menor para la realización de los servicios de comprobación estructural de la cubierta. El objetivo es "evaluar el estado físico de la cubierta del recinto, así como recalcular sus condiciones de trabajo y poder establecer los límites admisibles de la misma".

Según recoge el documento, el pabellón, desde su inauguración en el año 1991, "no fue concebido para la instalación de cargas adicionales en su cubierta, necesarias en la realización de eventos no deportivos". Desde 1994 se llevan realizando eventos culturales y musicales en el mismo, "encontrándose las cargas instaladas en cada celebración de los mismos, dentro de los límites admisibles de la carga soportada por nieve en la cubierta del pabellón".

Igualmente, desde su construcción, en la instalación zaragozana se han ido colocando nuevas instalaciones fijas "acordes a la evolución tecnológica, lo que supone un aumento de la carga fija de la estructura, asumiendo su sustentación en compensación de las sobrecargas de cálculo original".

Un ejemplo de los elementos que se han ido incorporando es el videomarcador de grandes dimensiones que se instaló a finales de 2012 con una gran acogida.

Pintado y repintado

El pabellón no ha experimentado grandes reformas desde su apertura al público. Quizá uno de los cambios más notables -y polémicos- llegó con el borrado del nombre del recinto, que quedó huérfano de nomenclatura por decreto del anterior equipo de Gobierno.

El Grupo Municipal del PP acabó llevando el asunto a los tribunales de lo Contencioso- administrativo, que le dieron la razón al estimar que la competencia para adoptar el cambio de nombre es exclusiva del pleno municipal y no del alcalde. Pese a que el gobierno de ZEC recurrió la sentencia y llegó hasta el Supremo, también el Alto Tribunal avaló (diciembre de 2018) las tesis de los populares y ratifico la sentencia inicial, al tiempo que concedía al Ayuntamiento de Zaragoza cuatro meses para ejecutar el que ya era un fallo firme e irreversible.

Superado ese plazo, fueron los grupos municipales los que decidieron aprobar y ordenar los trabajos de repintado, que se llevaron a cabo con un coste de 9.000 euros.

Etiquetas
Comentarios