Zaragoza

Un nuevo recurso deja en el aire la licitación del bus entre Soria y Calatayud

El proceso queda suspendido de forma provisional a la espera de que el Tribunal de Recursos Contractuales resuelva la nueva reclamación contra un servicio que conectaría la capital numantina con el AVE.

El Ayuntamiento de Teruel ve viable que se habilite una línea con Calatayud en la estación de autobuses de la capital.
Estación de autobuses de Calatayud.
ANTONIO GARCÍA

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha decidido suspender de forma provisional el procedimiento de contratación de la concesión del servicio público de transporte regular de viajeros de uso general por carretera en autobús entre Valladolid, Soria y Zaragoza, que incluye un itinerario a la estación del AVE de Calatayud desde la capital numantina. Según se especifica en la resolución, esta suspensión, rubricada el 22 de julio, no afecta “al plazo de presentación de ofertas”.

Esta resolución se toma después de que la Federación Castellano Leonesa de Transporte de Autobús presentase un recurso especial en materia de contratación contra los pliegos de la línea Valladolid, Soria y Zaragoza. Así, el órgano dependiente de Hacienda asegura que “los perjuicios que podrían derivarse de la continuación del procedimiento de contratación son de difícil o imposible reparación, por lo que procede suspender provisionalmente éste hasta el momento que se dicte la resolución del recurso”. Así lo confirman fuentes de Fomento, que aseguran que hasta que este tribunal no resuelva, no se puede continuar con la licitación.

En octubre, un recurso presentado por la Asociación Nacional de Empresarios de Transporte en Autocares y Globalia contra las licitaciones de las líneas Madrid-Nerja y Santander-La Manga, que compartían pliegos con la Valladolid-Zaragoza, tumbó la licitación anterior y dio origen a la actual, que ahora está en el aire.

La línea Soria-Calatayud es una demanda que ha encabezado el alcalde de Torrubia de Soria, Raimundo Lafuente, que saltó a la fama por reclamarla yendo en burra desde su localidad hasta la estación de tren de Calatayud, coincidiendo con la manifestación de la España vaciada. 

“No es de recibo que no se hagan las cosas bien desde el principio. No sé cómo acabará la cosa, pero estas noticias te quitan la ilusión y te cabrean”, explicaba Lafuente. Del mismo modo, remarcaba que “se tienen que mirar bien los horarios de los trenes” y reclamaba que el servicio lo preste un microbús “porque si no no será rentable”.

Etiquetas
Comentarios