Zaragoza

sociedad

Un proyecto emprendedor de la UZ ayuda a gestionar las emociones ante el diagnóstico de un cáncer

Selene Gálvez, una trabajadora social zaragozana que ha superado una enfermedad oncológica, ayuda a las personas a afrontar las consecuencias derivadas de este tipo de dolencias.

Selene Gálvez, fundadora del proyecto Copiloto Emocional
Selene Gálvez, fundadora del proyecto Copiloto Emocional
Heraldo.es

La gestión emocional resulta fundamental para enfrentar situaciones complejas como la muerte, algo que sabe muy bien Selene Gálvez, licenciada en Trabajo Social, experta en gestión emocional y que con 32 años ha superado un cáncer. Por este motivo fundó 'Copiloto Emocional', proyecto que se engloba dentro del programa Mediación, Innovación y Emprendimiento (MIE) impulsado por la Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento de la ciudad y que tiene como objetivo ayudar a los pacientes de esta enfermedad. 

Copiloto Emocional es una iniciativa que, según Gálvez, trata de acompañar a personas desde la gestión emocional para que la vivencia que pasen sea más positiva”. El nombre del proyecto ya indica la filosofía del mismo: el paciente es el protagonista de todo el proceso y el copiloto de la enfermedad, y necesita de ayuda emocional para gestionar las crisis que pueden surgir.

Este proyecto ofrece acompañamiento psicosocial a personas que estén atravesando una crisis vital, prestando especial atención a aquellas que hayan pasado un cáncer y a sus familiares. "A veces, las personas que se enfrentan al diagnóstico de esta enfermedad no saben cómo hacer frente a todo lo que supone y no depende solo de un tratamiento farmacológico", expresa Gálvez. De esta manera, Copiloto Emocional surge para facilitar las herramientas necesarias que ayudan a sobrellevar y superar los momentos más complicados con una visión positiva.

Esta iniciativa ya ha realizado diferentes eventos en los que se ofrece el conocimiento de expertos en mesas redondas y, posteriormente, se ofrecen respuestas a todas aquellas inquietudes que los asistentes quieran compartir. En el primer encuentro, titulado 'Cáncer y felicidad ¿es posible?', participaron expertos como Julián Pardo, científico investigador del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, y Daniel Campos, investigador postdoctoral de la Universitat Jaume I de Castellón.

'El proceso de final de vida' será la próxima charla, en la que los asistentes podrán hablar con expertos sobre temas relacionados con el final del proceso y la muerte como son los cuidados paliativos o las voluntades anticipadas. Para finalizar el evento, los participantes que lo deseen podrán expresar sus dudas y debatir los temas más importantes para ellos. Esta reunión tendrá lugar el 11 de septiembre en Zaragoza Activa, entre las 17.00 y las 20.00 y el acceso será gratuito para todos los interesados.

Cinco consejos para enfermos de cáncer y familiares

Para Selene Gálvez, una de las cuestiones más importantes a la hora de afrontar esta enfermedad es escucharse a uno mismo. “Muchas veces los familiares, por el ánimo de ayudar, aconsejamos muy rápido. Es importante escuchar al paciente, saber que necesidades tiene en realidad y hacer todo lo posible para que no se deje llevar por esa vorágine”, señala.

Un punto a destacar también es que el enfermo encuentre su red de apoyo. “Es preciso detectar las personas que más apoyo te dan y eso no significa que tengan que ser las más cercanas o con las que más confianza se tiene. Hay que aprender a buscar el entorno en el que te sientes más cómodo, por ejemplo, un amigo que te haga reir”, apunta la trabajadora social.

El tercer consejo consiste en hablar. “Busca espacios para hablar y compartir todo aquello que te preocupe o inquiete. Por ejemplo, antes de la primera vez que te pongan el tratamiento, antes de un ingreso hospitalario, el día previo a ir a por los resultados, etc. Todo aquello que te inquiete. Al hablar sacamos fuera los pensamientos y esto nos exige ordenarlos y organizarlos, lo que nos ayuda a entendernos. Además, ayudamos a nuestros cuidadores o familiares a que nos entiendan y nos puedan ayudar y acompañar mejor en el proceso”, añade.

Para Gálvez, encontrar un "para qué" es vital. “Dotar de un sentido a aquello que nos ocurre hace que se convierta en algo positivo. Si encuentras la respuesta a la pregunta ¿Para qué me ha ocurrido esto? y la respuesta es satisfactoria para ti, de alguna manera, el proceso merecerá la pena", indica. 

Por último, la especialista aconseja al paciente que se apropie del tópico ‘hoy lo de hoy, mañana lo de mañana’. “Repítelo continuamente, céntrate en ello. Son procesos largos y costosos. Supera los retos día a día. Si hoy te encuentras bien disfrútalo. Si mañana te toca tratamiento, hasta mañana no te preocupes. Ocúpate mañana”, concluye.

Etiquetas
Comentarios