Zaragoza

La basura se acumula en las calles de Valdespartera, que sufre un repunte de robos

Coincidiendo con la época estival y la llegada de las vacaciones para muchos, varios vecinos han denunciado en las últimas semanas haber sufrido sustracciones en sus garajes y trasteros.

Aviso por los robos que se cometen en algunas zonas de Valdespartera
Aviso por los robos que se cometen en algunas zonas de Valdespartera
Heraldo.es

Desde hace un tiempo, según comentan algunos vecinos de Valdespartera, es fácil ver como la basura se acumula junto a los contenedores soterrados del barrio, dando una imagen poco deseada del vecindario. Muebles, ropa y pequeños electrodomésticos se han convertido en objetos demasiado habituales en algunas de sus calles. Por este motivo, la Asociación Vecinal Los Montes de Valdespartera hace un llamamiento al civismo y recuerda que existen alternativas para no tener que dejar ni enseres ni desperdicios en la vía pública.

Una de las zonas del barrio en la que la estampa se repite casi a diario es la esquina de Quimera del Oro con Paseo de Los Olvidados. En los contenedores que hay allí ubicados, según denuncian algunos vecinos, se depositan cartones, zapatos, ropa y basura orgánica que, debido al calor, desprende un olor muy desagradable para quienes caminan por ahí. “Los propios operarios de la limpieza reconocen que no dan abasto. Como no tenemos sombras en el barrio, la basura huele mucho”, lamenta una vecina.

El sistema gestión de residuos en Valdespartera consiste en la recogida neumática de basura a través de unas bocas de las que disponen todas las comunidades, y se completa con la presencia de contenedores soterrados en el exterior. Si bien es cierto que, según comentan los vecinos, los objetos o bolsas muy voluminosas no caben en este tipo de depósitos –tienen una apertura más pequeña que los convencionales-, creen que esto no es excusa y hay muchas maneras de hacer las cosas bien. Por ejemplo, doblando los cartones de gran tamaño para que quepan en el contenedor en lugar de dejarlos en la calle o acudir al punto limpio para depositar sus residuos domésticos. “Está justo al lado del recinto ferial. Es muy cómodo, solo hay que perder un poco de tiempo”, apunta Adolfo Lahoz, presidente del colectivo vecinal.

La asociación, que siempre ha instado a los vecinos del barrio a mantenerlo limpio, también denunció en 2017 la acumulación de basura y suciedad en los alrededores del Centro Vecinal, unas instalaciones que atienden a cerca de 700 usuarios. “Hace poco se actuó para limpiarlo y lucharemos por mantenerlo así. Ya que es un centro auto gestionado, al menos que se mantenga limpio”, comentan desde la entidad.

Otra de las conductas que los vecinos quieren erradicar es la mala costumbre de algunos residentes, que utilizan las papeleras como si fuesen contenedores, atrayendo a aves e insectos. El hartazgo es tal que una vecina ha colocado carteles en las papeleras pidiendo a los ciudadanos que hagan un uso adecuado de ellas.

No obstante, la presencia de basura en sus calles no es lo único que preocupa a los vecinos de Valdespartera. Desde que comenzó el verano, el barrio ha sufrido un repunte de robos en garajes y trasteros, y quienes viven en la zona reclaman una mayor presencia policial para disuadir a los cacos.

Una vecina de una de las comunidades en las que se han producido robos asegura que es algo que ocurre “todos los veranos”, sin que por ello deje de ser “alarmante”. “A una vecina le robaron hace poco la batería del coche y el GPS, así que ya son robos a la carta. Curiosamente, es la segunda vez que le roban la batería”, comenta. Hace tan solo dos semanas a otro ciudadano del bloque le robaron los tapacubos.

El problema es que las recomendaciones habituales en estos casos, como avisar a la policía en caso de observar a algún extraño o no dejar nada de valor en el interior de los garajes, no siempre sirven en todos los vecindarios. “Aquí las comunidades son muy grandes y no nos conocemos todos. Además, nos dicen que no dejemos cosas de valor en el trastero pero, ¿cómo vamos a vaciarlo?”, se pregunta esta vecina.

El presidente de la asociación de vecinos también cree que la época del año en la que nos encontramos y la propia configuración del barrio facilitan la tarea a los ladrones. “Es un barrio tan dormitorio que cuando llegan las vacaciones y comienza la dispersión geográfica hay bandas organizadas que se dedican a robar en trasteros y garajes”, explica. Para tratar de frenar este tipo de delitos, Lahoz asegura que seguirán pidiendo al Ayuntamiento de Zaragoza que refuerce la vigilancia con alguna patrulla de policía más, especialmente por la noche.

Hace aproximadamente un mes y medio, los vecinos de Parque Goya y Parque Venecia también denunciaron un aumento de los robos en el interior de los vehículos e incluso en alguna vivienda.

Etiquetas
Comentarios