Despliega el menú
Zaragoza

Aragón

Cumple 101 años y lo celebra... ¡de tapas por Alagón!

El pasado 25 de julio los vecinos del municipio zaragozano homenajearon a una de sus vecinas más longevas, Ana Lorao Viñuales.

Ana Lorao Visuales nació un 25 de julio de 1918 en el municipio zaragozano de Alagón. Quienes la conocen, la describen como una mujer activa, movida y con carácter. Algo que se comprueba fácilmente nada más comenzar a hablar con ella. “Mi cumpleaños, no me hables de mi cumpleaños. No pensaba yo que iba a llegar a estas alturas”, bromea la aragonesa.

“Estoy feliz porque la gente me aprecia mucho, me preguntan cómo estoy, y la verdad es que me encuentro bien aunque me duelan las piernas”, explica, al tiempo que decide junto a su hija, Carmen Calvete, el modelito que llevará la noche de su cumpleaños. “Hay que llevar lo que a una le gusta, todo el mundo lo hace, pues yo también”, reivindica. Y es que Ana Lorao decidió que quería celebrar su 101 cumpleaños rodeada de sus seres queridos ¡y nada más y nada menos que de ‘juepincho’ en uno de los bares del pueblo!

Lorao explica que viene de una estirpe de mujeres centenarias. “Vengo de raza vieja”, esgrime. Su hermana y su abuela superaron los 100 años. “Mi madre no, pero casi”, asegura. En cuanto a los consejos que les daría esta mujer que ha vivido tantas cosas, la zaragozana lo tiene claro: “Le diría a la gente que lo pase bien, que vivan lo mejor que puedan pero sin ser revoltosos y que se lleven bien con la gente”.

Y, sin pensar en el dolor de piernas, Lorao acudió la noche de su aniversario al bar Riga de Alagón, regentado por Mariano y Begoña, quienes idearon la fiesta sorpresa. “Begoña ha sido amiga de la familia de toda la vida. Cuando era una niña nos traía la leche a casa”, explica Carmen, la orgullosa hija de Ana. Sobre su madre, asegura que es una mujer luchadora y que ha pasado por mucho. “Se quedó sin padre muy joven, a los 3 meses, y tanto a ella como a su hermana les tocó trabajar mucho”, afirma.

Conocidas como ‘Las churreras’ debido a la profesión que ocuparon hasta los 32 años, fue al quedarse embarazada de su única hija cuando decidió dedicarse a cuidar de su familia. “Vivimos una temporada en Figueruelas donde trabajó mi padre muchos años en la fábrica de harina. Siempre estuvo pendiente de nosotros”, asegura. Al cerrar la fábrica, hace 46 años, regresaron a su querido pueblo natal.

“Lo mejor es que haya llegado a esta edad con tan buena salud. Le encanta salir e ir bien peinada. Va dos veces al mes a la peluquería y cuida mucho lo que se pone. Se ha vuelto más presumida con los años porque cuando le decía mi padre que se arreglase se rebelaba”, recuerda Carmen.

Ana enviudó en 1981 y, desde entonces, siempre ha estado al lado de su hija y de su familia. “Nos ha ayudado cuando más la hemos necesitado y gracias a ella logramos sacar a nuestros hijos adelante”, resume. Precisamente, como reconocimiento a toda una vida de lucha, tanto sus amigos del bar Riga como sus familiares y vecinos, decidieron darle una sorpresa. “Hoy tenemos doble celebración. Por un lado nuestro tradicional Jueves - Pincho y por otro la visita de Doña Ana que vendrá a celebrar sus 101 años. Sí, he escrito bien. 101 años. La más pincha de Alagón con su tapa y su vino”, publicaban desde el establecimiento en las redes sociales.

A partir de las 22.30, una comitiva encabezada por Pascual Embid, alcalde del municipio de 7.000 habitantes, decidió darle una sorpresa a su vecina más longeva. “Le hemos comprado una maceta, que sabemos que le gustan mucho las flores, un libro y una miniatura de la torre de San Pedro, el edificio más emblemático de Alagón”, relata el edil.

“Para nosotros es un orgullo contar con una vecina centenaria y que se encuentra con este buen estado de salud porque eso es síntoma de que tenemos una buena calidad de vida”, resume. Una celebración que congregó a numerosos vecinos del pueblo y amigos de Doña Ana que no quisieron faltar a la curiosa celebración. “¿101 años y de tapas? No es lo habitual, hay que aprovechar y pasar un buen rato con ella”, concluye Embid.

Etiquetas
Comentarios