Zaragoza

Piden que la reforma del parque de Torre Ramona incluya un parque para perros

La zona de esparcimiento canino podría contribuir a mejorar la limpieza de las calles y a evitar episodios como los que se produjeron el pasado mes de abril, cuando un perro murió a causa del ataque de otro de raza peligrosa.

Piden que el parque de Torre Ramona tenga un pipicán como Cuarte.
Piden que el parque de Torre Ramona tenga un pipicán como Cuarte.
AAVV Las Fuentes

Que muchos consideran que el perro es el mejor amigo del hombre es indiscutible. Quienes los tienen quieren para ellos los mejores cuidados, y también disponer de la libertad de poder soltarlos en cualquier momento del día para que jueguen y corran en espacios acondicionados para ellos. Prueba de ello es que, en los últimos meses han surgido en diferentes barrios varias iniciativas vecinales han pedido la instalación de zonas de esparcimiento canino en sus parques. La última de ellas ha nacido en Las Fuentes impulsada por la Asociación de Vecinos Las Fuentes de Tramacastilla, que aboga por la instalación de uno de estos recintos en el parque de Torre Ramona.

“No hay ningún espacio de este tipo en el barrio”, lamenta José Luis Ibáñez, presidente del colectivo vecinal. Ibáñez considera que el parque de Torre Ramona, con cerca de 50.000 metros cuadrados de superficie, es el lugar ideal para proyectar el recinto para mascotas. “Es muy amplio y en él hay sitio para todos. Hay suficientes parcelas de césped, por destinar una de ellas al parque canino no pasa nada”, señala el presidente. De hecho, la asociación ya tiene echado el ojo a una zona de unos 400 metros cuadrados que haría las delicias tanto de los perros como de sus propietarios. Se trata del espacio situado entre el quiosco de la música y la pista de petanca. De esta manera, desde la entidad se muestran convencidos de que se reduciría el número de excrementos diseminados por el parque y de que aquellos que tienen miedo a los perros podrían pasear por él con más tranquilidad. “Hay muchos perros en el barrio, aunque siempre habrá gente que esté de acuerdo y gente que no”, apuntan.

Lo cierto es que esta no es la primera vez que la propuesta del parque canino sale a relucir. Antes de ser recogida por la asociación, un particular ya la incluyó en los presupuestos participativos de 2018-2019, aunque no salió adelante. En aquella ocasión se proponía instalar el recinto en la zona lateral del parque ubicado junto al centro cívico Salvador Allende, paralela a la calle Enrique Casas Vila.

No obstante, se trata de un momento importante para el barrio y para uno de sus espacios más emblemáticos, el parque de Torra Ramona –cuya reforma se espera que comience en los próximos meses-, y la asociación ha decidido insistir de nuevo en la necesidad de contar con este espacio. “Ahora que ha habido un cambio de corporación queremos recordar esta propuesta para que la tengan en cuenta”, señala Ibáñez, que asegura que seguirán trabajando para que la renovación del parque incluya esta nueva zona.

El de Cuarte, el modelo a seguir

La Asociación apuesta por que el parque canino, si alguna vez llega a construirse, sea similar al que hay en Cuarte de Huerva. Se trata de una zona de más de 1.200 metros cuadrados –más amplia que la que se propone en Las Fuentes- en la que hay varios espacios diferenciados. Entre ellos destaca uno general, otro para ayudar a perros con problemas de comportamiento y otro para ejemplares de hasta diez kilos. El pipicán también cuenta con una fuente para perros y otra para el consumo humano y un dispensador de bolsas de plástico.

“Así se evitarían ataques y sustos como el de hace unos meses”, comenta Ibáñez haciendo referencia al ataque mortal de un pitbull a un yorkshire el pasado mes de abril. También señala que los canes estarían más controlados, y que la Policía Local podría comprobar si llevan chip o tienen toda la documentación en regla más fácilmente, al estar concentrados en un mismo espacio.

Desde su creación hace aproximadamente siete años, la Asociación de Vecinos de Tramacastilla se ha mostrado muy comprometida con el bienestar de los animales. Cada año organizan en el barrio una “quedada perruna” en la que participan distintas protectoras de animales con el objetivo de evitar el maltrato, reducir las tasas de abandono y promover las adopciones. “Estábamos empezando con la asociación y se nos ocurrió ponerla en marcha, aunque no sabíamos que acogida tendría. La hicimos en nuestra señora del portal y dio tan buen resultado que los años siguientes ya tuvimos que hacerla en el Parque de Torre Ramona, porque no cabíamos todos”, apunta Ibáñez. La cita de este año será el próximo 31 de agosto de 18.00 a 21.00 en el parque de Torre Ramona.

Etiquetas
Comentarios