Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

De los 23 coches patrulla de la Policía Nacional, casi la mitad está en el taller

La Jefatura Superior asegura que hay flota "suficiente" para garantizar el servicio en las calles de Zaragoza, pero los sindicatos critican la sustitución de los vehículos averiados por otros "con cientos de miles de kilómetros".

Los vehículos averiados de 'leasing' se están sustituyendo con viejos Peugeot como el de la fotografía.
Los vehículos averiados de 'leasing' se están sustituyendo con viejos Peugeot como el de la fotografía.
Guillermo Mestre

La Policía Nacional está teniendo verdaderos problemas para patrullar las calles de Zaragoza, ya que casi la mitad de la flota de vehículos del servicio de emergencias 091, los llamados coches "Zeta", está en el taller fuera de servicio. La Jefatura Superior de Aragón reconoce el problema, pero asegura que se trata de una situación "puntual" que podría estar solucionada a finales de esta semana. Pero no lo ven tan claro los principales sindicatos, que recuerdan que se está recurriendo a vehículos que "han dado varias veces la vuelta al cuentakilómetros" para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El primero en dar la voz de alarma fue el Sindicato Unificado de Policía (SUP), difundiendo a través de las redes sociales un parte de incidencias del taller mecánino del acuartelamiento de General Mayandía en el que puede verse que de los 23 coches patrulla con que cuenta el Servicio de Atención al Ciudadano (S. A. C.) de Zaragoza, once estaban el pasado viernes en reparación. Preguntada por esta cuestión, la Jefatura Superior de Aragón rebajó este lunes la cifra de vehículos estropeados a nueve. «Son coches con algún fallo técnico del motor o con golpes de chapa», explicaban fuentes oficiales, remarcando que «hay vehículos suficientes para cubrir el servicio».

"Esta misma mañana –por el lunes– una patrulla ha chocado contra un autobús en La Almozara, por lo que este vehículo también dejará de estar operativo una temporada", explica el portavoz del SUP, Ángel Mena. Según este, la mayoría de la flota que utiliza el 091 son coches de ‘leasing’, por lo que la compañía que los suministra tiene tres días para arreglarlos. "Si la avería es grave y no se puede solucionar en ese tiempo, se empieza a pagar una indemización a Interior, pero no se repone el coche", indica.

El representante de Jupol, Cristian Risco, recuerda que estos coches patrulla están funcionando "las 24 horas del día", por lo que el desgaste en enorme. "A mí me ha costado hoy –por este lunes– cerca de una hora conseguir uno para salir a patrullar, ya que hay un montón en el taller», reconoce. «Es normal que se produzcan averías y más en verano, con tanto calor. Pero no es menos cierto que la flota de Zaragoza está muy justita y demasiado envejecida", apostilla.

Por su parte, desde la Confederación Española de Policía (CEP), César Lambea se suma a la queja y explica que "en unos pocos meses» expira el contrato de ‘leasing’ y «habrá que ver si se renueva o se opta por una solución más eficaz". "No se puede dar dinero a la Policía de Marruecos para que renueve su flota y desatender las necesidades de casa", concluye.

Los agentes no caben en el nuevo 'super coche' 

La Policía Nacional ha elegido Zaragoza para poner a prueba uno de sus nuevos doce ‘súper i-Zeta’, un coche patrulla capaz de leer 400 matrículas por minuto y dotado de los últimos avances tecnológicos: cámaras de infrarrojos, micrófonos, sistemas de indentificación automática de DNI y pasaporte, lector portátil de huellas dactilares... Sin embargo, las primeras pruebas han dejado claro que en este mega vehículo apenas cabe un agente un poco alto. "Y hablamos de patrullar de forma continua durante turnos de 8 horas", se quejan los sindicatos.

Nadie pone reproches al equipamiento del nuevo ‘i-Zeta’, diseñado para facilitar el trabajo de los funcionarios y del que la Policía ha adquirido 150 unidades. Pero quienes se han subido al nuevo vehículo aseguran que, tras instalar la ‘pecera’ de seguridad, el habitáculo del Toyota Prius se queda algo pequeño para los agentes. "Hay que pensar que los coches patrulla no son vehículos sin más, son oficinas móviles en las que, mientras un compañero conduce, el otro hace partes, pasa placas, etc", recuerdan los representantes sindicales. "El ‘súper i-Zeta’ está bien para la foto, pero no para trabajar", apostillan.

Etiquetas
Comentarios