Zaragoza

Zaragoza

Seis informes pidiendo renovar la flota de la Unidad Verde cayeron en saco roto

El servicio se ha quedado durante durante unos días sin vehículos debido a su mal estado. La anterior corporación desestimó la adquisición de cuatro nuevos pese a iniciar el proceso de compra.

Una pick up de la Unidad Verde, la única que queda operativa, en plena faena.
Una pick up de la Unidad Verde, la única que queda operativa, en plena faena.
Ayto. de Zaragoza

Los agentes de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza se quedaron el pasado lunes sin vehículos con los ejercer su labor, sin la herramienta fundamental con la que acercarse a rescatar a una cigüeña, atrapar una culebra bastarda o sofocar un conato de incendio en los alrededores de la ciudad. El cien por cien de su exigua flota, formada a día de hoy por apenas tres automóviles, estaba en el taller. Una situación extrema que los trabajadores predijeron durante el pasado mandato y que finalmente se ha materializado.

La unidad ha trasladado desde 2015 un total de seis informes al Consistorio alertando del excesivo desgaste de los coches (una de las pick-up supera en estos momentos los 360.000 kilómetros) y su interminable lista de visitas al taller mecánico: en lo que va de año las reparaciones ya ascienden a doce. La flota está formada en estos momentos por dos todoterrenos y una pick-up. Hasta hace cuatro años se contaba con una segunda pick-up , pero quedó inservible después de trasladar a los vecinos de Alfocea durante una crecida del Ebro.

El anterior Gobierno municipal llegó a iniciar un expediente de contratación para renovar cuatro vehículos, pero en un momento dado dio marcha atrás a la compra, que estaba enmarcada en una adquisición conjunta  de 57 automviles dividida en diez lotes. Finalmente solo se descolgaron los cuatro con destino a la Unidad Verde.

Los trabajadores municipales pudieron el martes regresar a su labor sobre el terreno, aunque existe cierta premura por ampliar el parque móvil. En septiembre se incorporarán tres nuevos trabajadores y la plantilla alcanzará los 13 empleados, por lo que harán falta tres vehículos de tipo pick-up (más resistentes y equipados para todo tipo de situaciones a las que se puede enfrenta el equipo de trabajo) para que por la mañana puedan rodar tres patrullas de forma simultánea.

Fuentes municipales lamentan "la desmotivación total del anterior equipo de Gobierno con este asunto, ya que teniendo en su mano la posibilidad de dar a los trabajadores unas herramientas de trabajo dignas se prefirió no subsanar el problema". Asimismo, desde el Ayuntamiento se traslada que "se estudiará la situación para abordarla de la manera conveniente".

La Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (Aeafma) lanzó un comunicado el lunes en el que criticaban "la precariedad de medios materiales" que sufren sus homólogos zaragozanos: "Los agentes municipales, en plena época de máximo riesgo por incendios forestales, no pueden salir de servicio a prevenir y luchar contra ellos (más de cinco en esta última semana en el entorno de Zaragoza), ni siquiera dar cobertura a los avisos diversos de 112 en Zaragoza".

"Desde esta asociación se insta al Ayuntamiento de Zaragoza a que tome cartas en el asunto y pueda resolver este grave problema de servicio público, máxime si, como hemos podido saber, la plantilla se aumentará hasta trece agentes este próximo mes de septiembre", rematan.

Vehículos multiherramienta

Las pick-up que precisan los trabajadores de la Unidad Verde son una especie de multiherramienta. Permiten portar extintores y otros útiles de extinción de fuegos, jaulas para animales y hasta pinzas para capturar serpientes.  El amplio espacio de la parte trasera es apto para transportar desde animales hasta personas, en un caso extremo. Estos automóviles llevan los colores del servicio y están adecuadamente rotulados para ser reconocibles.

Etiquetas
Comentarios