Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La falta de acuerdos entre Opel y Android desestabilizan a 300 trabajadores

Piden a Opel que integre la actividad de puertas y salpicaderos y que contrate a los trabajadores de Android tras la pérdida del contrato del nuevo Corsa que finalizaba el 31 de diciembre de este año.

Un trabajador, en la cadena de producción de la planta de Figueruelas.
Un trabajador, en la cadena de producción de la planta de Figueruelas.
Francisco Jiménez

Los sindicatos UGT y CC. OO. han denunciado que las exigencias que la planta de PSA-Opel en Figueruelas (Zaragoza) ha puesto encima de la mesa de cara al nuevo contrato para el montaje de vehículos y "la falta de interés de Android a nivel corporativo" han dejado sin una solución de estabilidad de empleo a 300 trabajadores.

Las federaciones de Industria de los citados sindicatos consideran que el Colectivo de Android podría haber sido desatascado si se hubiera dado salida a los acuerdos de negocio de ambas compañías con anterioridad pero, al no producirse esta situación, ambas partes tendrán que asumir la responsabilidad que tengan en ese momento, advierten en una nota de prensa.

"Estamos convencidos de que los trabajadores y trabajadoras en ningún momento pueden ser moneda de cambio a la hora de nuevas adjudicaciones. Vaya por delante que no aceptaremos perdida de derechos en el caso de llegada de nuevas empresas", explican en respuesta a la externalización de la parte del montaje de Opel que no se aceptó en su momento por las dos organizaciones.

Desde UGT FICA y CC. OO. Industria están convencidos de que "sería un error la búsqueda de un nuevo proveedor" para la resolución del desajuste de externalización del montaje y, por ello, solicitan "dar una solución definitiva" a este desacuerdo con la internalización del trabajo y de los trabajadores de Android, así como la del montaje de puertas y salpicaderos.

Por este motivo, solicitan que los trabajadores se integren en la plantilla de Opel con los mismos derechos y deberes que el resto de la plantilla, amparados por el Convenio Colectivo de Opel España, con la mayor brevedad posible para dar estabilidad a los trabajadores de Android.

Y para ello piden a la dirección de Opel que integre la actividad de puertas y salpicaderos y que contrate a los trabajadores de Android tras la pérdida del contrato del nuevo Corsa que finalizaba el 31 de diciembre de este año.

Etiquetas
Comentarios