Zaragoza

ayuntamiento

El gobierno PP-Cs cesa a los directores generales de Cultura y de Economía

José María Turmo será el nuevo gerente del Patronato de Artes Escénicas. Elena de Marta se pone al frente de Zaragoza Cultural y Rosa Plantagenet toma las riendas de Zaragoza Dinámica.

Víctor Serrano y María Navarro, ayer, durante el anuncio de los nombramientos.
Víctor Serrano y María Navarro, ayer, durante el anuncio de los nombramientos.
Heraldo.es

«Entendemos que con las ideas y el programa político que PP y Cs tenemos sobre la mesa, son otras las personas que deben estar al frente de los patronatos y las sociedades». Así justificó ayer la portavoz del nuevo gobierno municipal, María Navarro, el cese de quienes hasta ahora eran responsables de áreas como Economía o Cultura.

En una sesión extraordinaria, el gobierno procedió al cese de los directores generales de Cultura y Economía (Saúl Esclarín y Ana San Román, respectivamente) y de los gerentes del Patronato de Artes Escénicas y de Zaragoza Dinámica, Víctor López Carbajales y María José Blanco. Al mismo tiempo hizo públicos los nombramientos que, «por cuestión de confianza», encajan mejor con los objetivos planteados por PP y Cs. El nuevo gobierno apuesta por un perfil técnico para hacerse con las riendas de la sociedad municipal Zaragoza Cultural y coloca al frente a Elena de Marta, funcionaria de nivel 28, conocida por su trabajo en la gestión del cementerio de Torrero.

Una veterana de los populares, Rosa Plantagenet, será responsable de Zaragoza Dinámica –que incluye el instituto municipal de empleo–, mientras que José María Turmo será el nuevo gerente del Patronato de Artes Escénicas, esto incluye, entre otras responsabilidades, la dirección del Teatro Principal.

Turmo sustituirá a Víctor López, que fue elegido en abril de 2016 tras superar un proceso de selección de personal con un jurado de expertos del mundo de la dramaturgia, la interpretación, la gestión cultural y la danza. María Navarro insistió ayer en que aquel procedimiento fue «muy controvertido» y afirmó que «no fue un concurso de méritos», aunque se anunciara como tal.

La portavoz del gobierno sí quiso agradecer a los cesados «sus años de trabajo al servicio de la ciudad» y explicó que eran «cargos de confianza», que fueron elegidos por el anterior gobierno de ZEC. Respecto a los nuevos nombramientos añadió que se trata de «buenos gestores, con experiencia, preparación y ganas de trabajar». Es el perfil de profesionales que estaban buscando para unos «organismos autónomos que juegan un papel fundamental en la gestión municipal».

La elección de Elena de Marta para ponerse al frente de Zaragoza Cultural llega en un momento muy complicado para la sociedad, cuyas cuentas fueron muy cuestionadas en los últimos meses por PP y Cs cuando aún estaban en la oposición. De hecho, llegaron a plantear que el déficit podría superar el millón de euros, lo que sería causa de disolución del organismo. A espera de lo que arroje la nueva auditoría encargada por el gobierno del alcalde Jorge Azcón, sí hay reconocida unas pérdidas de 714.000 euros el año pasado, además del traslado de otros 338.000 euros de aquel ejercicio a facturas de este 2019.

Elena de Marta tendrá que hacer de la necesidad virtud en los meses venideros, si bien cuenta con el handicap de trabajar este año con unos presupuestos prorrogados que pueden arrojar aún más dudas sobre el riesgo de quiebra de la sociedad del que ya advirtió el interventor general hace unos meses. Las programación de las fiestas del Pilar será el primer gran reto de la nueva gerente, que también tendrá que poner freno a la proliferación de los contratos menores o a los cánones y patrocinios que el Ayuntamiento acumula sin cobrar. Las contratas del Auditorio, donde han aumentado los congresos y las actividades, también requiere una revisión del modelo de gestión.

De momento, al margen de los argumentos económicos, no se han dado excesivas pistas sobre la programación y los contenidos culturales que quiere impulsar el gobierno PP-Cs. En este sentido, José María Turmo, conocido por haber comisionado el bicentenario de los Sitios, se encontrará con un Patronato de Artes Escénicas que en los últimos años ha apostado por impulsar del Teatro del Mercado, dinamizar la gestión en el Centro de Danza y tratar de acercar al Principal a artistas y compañías de la tierra, por ejemplo, a través de su programa ‘Cartografía danza’. Los puntos débiles en este área han sido que la renovación de las butacas del Principal provocó una merma de ingresos dado que se perdieron asientos, así como la tumultuosa relación con la plantilla y el comité de empresa del patronato.

Rosa Plantagenet, por su parte, se hará cargo de Zaragoza Dinámica y su experiencia en las Cortes podría servir para hacer más fluidas las relaciones y acuerdos del Consistorio y el Gobierno de Aragón en lo relativo a cursos de formación o a los talleres de las escuelas de empleo, que muchas veces sacan conjuntamente el Imefez y el Inaem. De Zaragoza Dinámica también depende la gestión de centros sociolabolares, la promoción empresarial y en el último mandato se puso especial énfasis en la economía social y el consumo responsable.

Etiquetas
Comentarios