Zaragoza

tribunales en zaragoza

Absuelven a un hombre que fue condenado por ayudar a su hijo a intentar perpetrar un crimen

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón anula la pena de prisión porque el único testigo que lo incriminaba no asistió al juicio y nadie pidió que se leyera su declaración, requisito exigido para poder valorar la prueba.

El autor material del acuchillamiento, mirando a la cámara, y su padre, con chaqueta roja, durante el juicio celebrado en Zaragoza.
El autor material del acuchillamiento, mirando a la cámara, y su padre, con chaqueta roja, durante el juicio celebrado en Zaragoza.
ARANZAZU NAVARRO

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) acaba de anular la condena de dos años y medio de prisión que la Audiencia Provincial impuso el pasado mes de marzo a Vicente Fontecha Macías como presunto cómplice de una tentativa de homicidio. El encausado, de 60 años, y su hijo, Vicente Fontecha Pavón, de 41, fueron condenados por el apuñalamiento de D. M. P., quien estuvo a punto de morir a causa del navajazo que le asestaron por la espalda y le perforó un pulmón en una reyerta junto a la avenida de Cataluña. Para el tribunal, el autor material de aquella agresión fue el más joven, al que impuso una pena de 5 años. Sin embargo, basándose en el testimonio de un testigo que dijo ver cómo su padre le acercaba un cuchillo y le gritaba «¡mátalo, mátalo!», los magistrados condenaron también al padre como cooperador necesario.

Pero las defensas de ambos acusados impugnaron el fallo ante el TSJA, quien se ha pronunciado ahora absolviendo al presunto cómplice y confirmando la pena al hombre que empuñaba el cuchillo. Los magistrados encargados de revisar la sentencia han dado por bueno el apartado de hechos probados, a excepción del párrafo en el que se decía que el padre de Vicente Fontecha Pavón le animó a matar a su oponente e incluso le aproximó el arma blanca que había caído al suelo.

A la hora de pronunciarse, la sala de lo Civil y Penal recuerda que la «prueba soporte» en la que se basó la Audiencia Provincial para condenar a Vicente Fontecha Macías fue la declaración de un testigo que no pudo comparecer en la vista oral. Esta persona justificó su ausencia alegando una enfermedad grave, por lo que el tribunal estaba preparado para dar lectura en el juicio a la declaración que hizo durante la fase sumarial. De hecho, este es el requisito que exige la jurisprudencia para poder valorar una prueba testifical cuando quien declaró ha fallecido, está enfermo o se halla en paradero desconocido.

«Pues bien, en el presente caso no se observó el procedimiento establecido, por lo que la declaración que la sala tiene como principal prueba incriminatoria del recurrente no debió haber sido valorada por exigencias del principio de presunción de inocencia», dice el TSJA a la hora de justificar la absolución de uno de los condenados.

Los hechos que llevaron al banquillo a estos dos hombres se produjeron sobre las tres de la tarde del 19 de junio de 2017 en la calle del Río Matarraña, al final de la avenida de Cataluña. La víctima declaró durante la vista que se dirigía a comer a casa de un amigo cuando se cruzó con Vicente Fontecha Pavón, con el que tuvo un encontronazo –por motivos que la sentencia no llegó a aclarar– que desencadenó la posterior reyerta.

Etiquetas
Comentarios