Zaragoza

deporte infantil

Madrugones, esperas de 4 horas y largas filas para lograr una plaza en los cursillos municipales de natación

Más de 150 personas han pasado este martes por la mañana por las oficinas de la empresa que gestiona los cursos en las piscinas cubiertas de la ciudad para cambiar de grupo o de nivel. Los usuarios se quejan de que el trámite no pueda hacerse online y de que, año tras año, se repiten las colas con acampadas nocturnas incluidas.

Más de 150 personas han pasado por las oficinas de Cecle para renovar las plazas de natación en invierno.
Más de 150 personas han pasado esta mañana por las oficinas de Cecle para renovar las plazas de natación en invierno.
R.G.

Son las cinco de la mañana y aún faltan cuatro horas para que la oficina abra sus puertas. Pero en la calle ya espera gente. Los zaragozanos que a esa hora se dirigen a sus puestos de trabajo o aprovechan el frescor de la mañana para practicar deporte miran atónitos la estampa. Una larga fila comienza a formarse alrededor del local. “¿Qué regalan aquí?”, parecen preguntarse. Pero regalar, no regalan nada. El objetivo no es otro que lograr una de las codiciadas plazas de natación infantil en piscinas cubiertas municipales para el curso que viene.

Un año más, han vuelto a repetirse los madrugones, las esperas eternas a pie de calle y las largas colas para conseguir plaza en los cursillos de natación de invierno que ofrece Zaragoza Deporte en las instalaciones municipales de la capital aragonesa. Pertrechados con sillas de camping, esterillas y hasta algún termo de café para hacer más llevadera la espera, madres, padres y abuelos han aguantado estoicamente junto a las oficinas de Clece, la empresa que gestiona el programa municipal de actividades deportivas, hasta conseguir (o no) la inscripción en los cursos, que arrancarán en septiembre.

Hasta la calle de Balbino Orensanz, en el barrio de Vadorrey, se han acercado este martes los usuarios que debían inscribirse de nuevo al cambiar de grupo de edad o nivel, para intentar hacerse con alguna de las pocas plazas que quedan vacantes después del proceso de renovación de los ya apuntados, a los que se da prioridad.

La escena se repetirá, casi con toda seguridad, el 26 de agosto, cuando se abra el último plazo presencial para los nuevos inscritos, a los que también se da la oportunidad de apuntarse vía internet el próximo día 19 si es que para entonces aún queda alguna plaza libre.

Los cursillos se imparten en el Palacio de los Deportes y en los centros deportivos municipales Alberto Maestro, Palafox, José Garcés y Siglo XXI. Hay dos modalidades, en función de los niveles: de 19 semanas, a razón de dos clases de 45 o 30 minutos de duración, o de 38 semanas, con una única sesión de 45 minutos. Las clases arrancarán en septiembre y terminarán en junio.

A las siete, ya hay medio centenar de personas esperando. Y en las conversaciones, los que predomina son las quejas al sistema, sobre todo, para los cursillos de los más pequeños.

 “Prácticamente cada dos años, cuando cambian de nivel, hay que echar la noche aquí, para asegurarte de que los niños pueden seguir aprendiendo con su grupo”, señala un padre, cuya hija de cinco años, pasa ahora del nivel Infantil 1 a Infantil 2, y que quiere, por motivos de organización, que la pequeña vaya a nadar, a poder ser, en el mismo horario o sino similar que su hermana mayor, a la que ya tuvo que renovar con madrugón y espera incluida el año pasado. 

“De alguna manera debería garantizarse la plaza a quien ya está en el sistema o permitirnos hacer este trámite también por internet. Esto no tiene ningún sentido”, insiste.

Y son, precisamente, los cursillos para los más pequeños, de tres y cuatro años, y de entre 5 y 8, quienes dan sus primeros pasos en el agua, los más solicitados. En ambas categorías, se ofertan un total de 694 plazas distribuidas entre los cinco centros municipales adscritos al programa, pero un tercio de las plazas ya están cubiertas.

“Al menos han colgado las plazas libres en la página web y así no venimos a ciegas, como alguna otra vez nos ha pasado”, comenta otro usuario. Y es que en algunos turnos, como en el horario de 19.00 a 19.45 los viernes, en el Alberto Maestro, o en el Siglo XXI, los martes y jueves de 17.45 a 18.30 horas, solo quedaban disponibles tres y cinco plazas respectivamente.

Para el nivel de perfeccionamiento, a partir de los 9 y hasta los 16 años, la oferta este año es de 120 plazas, pero también más del 40% ya están ocupadas. En este caso, algún turno se ha abierto solo con dos plazas libre ofertadas.

Ante el aluvión de solicitantes, y aunque el horario de atención al público no arrancaba hasta las nueve de la mañana, a las 8.30 los trabajadores de la empresa han empezado a repartir turnos y han comenzado a atender a los usuarios. 

La fila, que por entonces rodeaba ya todo el local, no se ha despejado hasta bien entrada la mañana. Según han explicado desde la empresa, hasta las doce y media se había atendido ya a más de 150 personas. Y mañana seguirán atendiendo presencialmente, también de 9.00 a 14.00 horas. 

En cuanto a las críticas por el sistema, han asegurado que lleva haciéndose así desde siempre y que, para los cambios de nivel o de grupo por cuestión de edad, hacerlo por internet resulta "imposible", dado el número de grupos, niveles e instalaciones deportivas. "Con la inscripción presencial, damos la oportunidad a quienes ya están en el programa de poder apuntarse antes de ofertar libremente las plazas", han explicado desde la compañía. 

Además de la natación escolar, el programa ‘Entra en acción’ incluye también cursos para adultos, para mayores de 67 años y para adultos con nivel avanzado. El importe de los cursillos, en función de los niveles, oscila entre los 135,50 euros el periodo para los mayores de 67 años (126,50 euros bonificado para rentas bajas) y los 236 euros  para los más pequeños de tres y cuatro años. 

Etiquetas
Comentarios