Despliega el menú
Zaragoza

comarca central

Apudepa y vecinos de Rodén alertan de un vertido de escombros en el pueblo viejo

La empresa adjudicataria de las obras reconoce que ha depositado ese montículo provisionalmente para "proteger" la pared de la iglesia hasta que sigan los trabajos.

Situación actual de las obras en Rodén
Situación actual de las obras en Rodén
Heraldo.es

Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) y la asociación Torre de Rodén llevan semanas alertando de la situación de las obras de rehabilitación de la iglesia y el castillo del pueblo viejo, en las que un montículo de tierra y piedras se ha depositado a un costado del templo. "Han roto la estética de un lugar que se ha conservado en los últimos siglos. Lo que no pudieron lograr invasiones moriscas, napoleónicas, guerras carlistas, el ejército de Franco y 40 años de democracia, lo han conseguido estos trabajadores", manifestó crispado un vecino.

El pueblo viejo de Rodén era una pequeña localidad situada en la falda de una montaña, que durante la Guerra Civil fue escenario de numerosos combates de trascendencia histórica en los que sufrió grandes destrozos. En el verano de 1937 tuvo lugar su destrucción total, cuando las tropas republicanas desmantelaron las pocas viviendas que quedaban. Se llevaron vigas, marcos de puertas y ventanas y otros elementos constructivos con el fin de reforzar la trinchera del frente de Belchite, que estuvo en liza todo ese verano. Una vez finalizada la guerra, y con Rodén reducido a ruinas, se decidió fundar un nuevo pueblo al pie del cerro, el cual pertenece en la actualidad al municipio de Fuentes de Ebro.

Desde entonces, el pueblo viejo se ha convertido en un enclave turístico por su historia, llegando a ser reconocido como Bien de Interés Cultural (BIC) en 2017. El paso del tiempo ha ido mermando más aún si cabe las ruinas que quedaron de Rodén viejo, en el que la iglesia de San Martín y el castillo necesitaban una reparación urgente. De este modo, la restauración de la torre de la iglesia comenzó hace unos cuatro años y continuó con las obras de la pasada primavera.

Una subvención de la DPZ dotó de cerca de 100.000 euros a Sicilia Asociados, empresa adjudicataria que trabajó en la restauración de la antigua parroquia entre los meses de abril y mayo. Tras acabar los trabajos de esta fase, depositaron una montaña de escombros en el lateral del templo, que sigue ahí a día de hoy. "Han tirado escombros encima de un BIC. Nosotros creemos que eso hay que llevárselo a una escombrera, tal y como indicaba el proyecto", afirmó Alfonso Soro, de la asociación Torre de Rodén.

Modificados en el proyecto

Cierto es que en el proyecto figuraba que los escombros serían trasladados a una escombrera, pero una vez agotado el presupuesto, y en vistas de continuar las labores más adelante, se decidió hacer modificados. "Nosotros nos encontramos Rodén mucho peor de lo que esperábamos. El presupuesto era muy limitado, por lo que tuvimos que hacer labores de contención hasta una nueva fase. En previsión de futuras lluvias se decidió hacer modificaciones en el proyecto para depositar los materiales en esa zona y así proteger la base de las piedras", señaló Pilar Cenis, arquitecta de Sicilia Asociados.

"Hemos consolidado la iglesia en esta fase. Las siguientes intervenciones tendrán como objetivo el castillo y realizar una actuación en el entorno. Los vecinos tienen que estar tranquilos", añadió.

La alcaldesa de Fuentes de Ebro, María Pilar Palacín, en la misma línea que Cenis indicó que «todo ha sido aprobado y validado por la DPZ y la DGA» y que realmente le sorprende esta polémica. "En el municipio no hay controversia alguna. A título personal solo he tenido quejas de la asociación Torre de Rodén", declaró.

Sin embargo, desde este grupo no piensan lo mismo. "Los temas de patrimonio son difíciles porque poca gente tiene esas capacidades técnicas, pero de todas maneras, a todas las personas que se lo explico me dicen que es una chapuza", afirmó Soro. En relación al Ayuntamiento de Fuentes, Soro explicó que "el año pasado España firmó el Convenio Faro, un acuerdo mediante el cual las administraciones deben cooperar y escuchar a las asociaciones que defienden el patrimonio cultural, cosa que el consistorio de Fuentes no está cumpliendo».

Apudepa presentará un informe

La presidenta de Apudepa, Belén Boloqui, explicó que en mayo redactaron un informe que van a presentar esta semana: "Vimos que no se habían cumplido las prescripciones que estaban en el proyecto, porque su actuación no se encaja a lo que se había aprobado". "Solicitamos una entrevista con ellos. Nos gustaría conocer las razones y justificaciones para contrastarlas, porque hay que comprobar que el trabajo esté bien hecho", añadió.

Para Boloqui, "la sociedad tiene que estar detrás de estos proyectos para controlarlos, y más aún cuando es una cosa tan delicada como un BIC". "Estamos muy molestos con ellos, no solo con su manera de actuar, sino también con cómo nos han tratado", concluyó.

Etiquetas
Comentarios