Zaragoza

Los motoristas piden medidas para evitar el "estrés térmico" en verano

Una instrucción policial aconseja que no se trabaje en estos vehículos de dos ruedas cuando el termómetro marque menos de 4 grados o más de 34.

La imagen compartida en redes.
La imagen compartida en redes.
HA.

Lo advirtieron con la incorporación del chaleco antibalas, y ahora lo vuelven a hacer tras superar una de las olas de calor más intensas de los últimos años. Los agentes de la Unidad de Motoristas de la Policía Local recuerdan los "riesgos" que sufren en el desempeño de su labor cuando los termómetros se disparan. Por ello, el sindicato STAZ acaba de presentar un escrito al área de Prevención de Riesgos Laborales para tomar medidas "antes de que ocurra una desgracia", señalaron.

Una instrucción policial aconseja que no se trabaje en estos vehículos de dos ruedas cuando el termómetro marque menos de 4 grados o más de 34. En esas condiciones los agentes deben aparcar la moto y cambiarla por un coche para seguir con su labor.

Sin embargo, estas premisas se aprobaron antes de que se incorporara el chaleco antibalas, un equipamiento que según los agentes "eleva la temperatura corporal entre cinco y seis grados". El verano del año pasado, el primero que tuvieron que patrullar con el citado chaleco, ya solicitaron una solución ante los mandos policiales. Por ejemplo, se proponía que se modificaran los márgenes por los cuales un policía debe dejar la moto, de forma que se mitigue el calor que producen los nuevos equipamientos personales, que son de obligado uso.

Entonces no se obtuvo una respuesta satisfactoria, y ahora STAZ ha vuelto a pedir un solución con una elocuente imagen en su cuenta de Twitter en la que un agente inmortaliza sobre su moto un termómetro a 48,5 grados.

Etiquetas
Comentarios