Zaragoza

40 aniversario del incendio

"El incendio del Hotel Corona fue el atentado que todos quisieron olvidar"

Los familiares de las víctimas del incendio del Hotel Corona de Aragón han aprovechado este viernes el 40 aniversario de la tragedia para homenajear a los fallecidos y heridos en Zaragoza y volver a reivindicar lo sucedido como un atentado terrorista.

Guillermo Mestre
Guillermo Mestre
Guillermo Mestre

Cuarenta años después del incendio del hotel Corona de Aragón, el que algunos han dado en llamar “el gran atentado de la Transición Española”, familiares y amigos de las al menos 80 personas fallecidas se habla de 8 más no identificadas- se han reunido este viernes en la capital aragonesa para “alzar la voz entre tanto silencio" y dignificar la memoria de los suyos. Lo han hecho con una ofrenda de rosas blancas, una poca cada fallecido, durante un emotivo acto celebrado en el jardín con el que el Ayuntamiento de Zaragoza decidió honrar a las víctimas -en la avenida de José Atarés, junto al recinto Expo- arropados por representantes las principales instituciones y formaciones políticas.

El homenaje ha comenzado con un minuto de silencio y unas palabras de Fátima García, portavoz del grupo de víctimas y familiares, quien ha recordado que aquella trágica mañana del 12 de julio de 1979 se celebraba una entrega de despachos en la Academia General Militar de Zaragoza en la que participaba un nieto de Franco, motivo por el que parte de su familia se alojaba en el Corona de Aragón. “Pero el hotel tenía 247 habitaciones y allí había gente de toda España y de países como Argentina, México, Francia, Canadá o Alemania”, ha explicado.

Autoridades y familiares de las víctimas han participado en un emotivo acto, coincidiendo con el 40 aniversario del incendio del hotel
HeraldoTV

“El 12-J fue el atentado que todos quisieron silenciar”, ha insistido después Gracia Roca, viuda de Francisco Sidera y uno de los rostros más conocidos del colectivo de afectados del Corona. De hecho, ha sido ella quien, en nombre de las familias de los fallecidos, ha trasladado el “infinito agradecimiento” que sienten por todos aquellos que, a lo largo de estas cuatro décadas, han hecho posible que “tanto dolor” no caiga en el olvido.

Gracia Roca ha querido hacer una mención especial al exministro del Interior Jaime Mayor Oreja, que también se ha desplazado a Zaragoza para sumarse al acto. “Nunca se me olvidará que fue él quien, en el año 2000, después de tanto pataleo, nos abrió por fin las puertas del Ministerio del Interior y permitió que fuésemos reconocidos como víctimas”, ha dicho. No se ha olvidado tampoco de la ciudad de Zaragoza -“siempre a nuestro lado, desde aquella fatídica mañana hasta hoy”-, ni de la prensa -”la única que nos escuchó cuando no nos escuchaba nadie y que sigue dando altavoz a nuestras reivindicaciones-.

El homenaje a los fallecidos y a los más de cien heridos ha contado también con la presencia de Carmen Díaz, viuda del capitán Ángel Hernández y persona que hizo posible que las familias de las víctimas entraran en contacto y formaran la “gran familia” que hoy son. “Llamé a la radio al programa de Encarna Sánchez y le expliqué que era la mujer de uno de los fallecidos en el incendio del hotel Corona de Zaragoza. Le dije que quería reunir a otras víctimas de aquella tragedia y esa llamada telefónica fue el comienzo de todo esto”, contaba. A su lado, su hija Natividad Hernández recordaba que conseguir el reconocimiento de víctimas que ahora tienen ha sido largo y costoso: “Antes del 11-M, este fue el mayor atentado perpetrado en España. Pero fuimos ignorados y olvidados. El olvido siempre ha sido el gran problema de España”.

Como alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón ha trasladado su solidaridad a todos los presentes. “Todas las víctimas del terrorismo requieren del reconocimiento de nuestra ciudad. Pero es verdad que Zaragoza tiene una deuda con los víctimas del Corona, porque tardaron mucho más en ser reconocidas. Y eso hace que sean ellas las que mejor ejemplifiquen el gran esfuerzo que tienen que hacer siempre las víctimas de cualquier atentado”, ha señalado.

Por su parte, el exministro Jaime Mayor Oreja ha manifestado que “fue de justicia y un acierto lograr el resquicio para que las damnificados del Corona fueran reconocidas como víctimas de terrorismo". Al hablar del devenir de la investigación del caso en los tribunales, ha reconocido que la Justicia “trabaja con pruebas”. En cualquier caso, se ha mostrado “satisfecho” por poder haber sido capaces de encontrar el resquicio para reconocer a las víctimas.

Entre los asistentes al homenaje han estado también la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Sonia Ramos, el jefe superior de la Policía Nacional en Aragón, Juan Carlos Hernández Muñoz, el general jefe de la zona de Aragón de la Guardia Civil, Carlos Crespo, así como representantes de todo el arco político de la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios