Despliega el menú
Zaragoza

Sucesos en Zaragoza

Los sindicatos policiales respaldan la intervención de sus compañeros en la detención del barrio de San José

Los portavoces de Jupol, SUP y UFP en Aragón defiende que los funcionarios tienen mucha experiencia en el servicio de Seguridad Ciudadana y están acostumbrados a actuar en situaciones difíciles.

Los sanitarios tratan de reanimar al hombre. A la izquierda, uno de los policías agredidos, tumbado en el suelo.
Los sanitarios tratan de reanimar al hombre. A la izquierda, uno de los policías agredidos, tumbado en el suelo.
Heraldo

Los sindicatos policiales han querido respaldar a los agentes de la Policía Nacional que intervinieron este domingo por la mañana en el arresto del hombre de 29 años que durante la madrugada había intentado agredir sexualmente a dos mujeres en la avenida de San José y que falleció durante el operativo, al parecer, de un paro cardíaco. Todos han coincidido en señalar que la apertura de una investigación interna es un procedimiento estándar que se aplica siempre que hay muertos durante una intervención policial.

“Fue una actuación perfecta”, ha aseverado el portavoz de Jupol en Aragón, Cristian Risco, quien ha destacado que hasta que llegaron las ambulancias, del 061 y de los Bomberos de Zaragoza, los propios agentes que participaron en la detención estuvieron practicándole al fallecido las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Los agentes que intervinieron tienen muchos años de experiencia y han resuelto situaciones muy difíciles con mucha profesionalidad”, ha añadido Risco, que ha recordado que el fallecido iba armado: portaba un cuchillo con el que previamente había amenazado y herido a una de sus víctimas.

Por su parte, el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Aragón, Ángel Mena, ha manifestado el “apoyo total” de esta organización a los funcionarios que intervinieron en la detención. “El buen hacer de los policías ha quedado atestiguado por la cantidad de testigos que les vieron intervenir”, ha manifestado.

Mena ha querido destacar que este tipo de situaciones son “desagradables”, pero ha incidido en que reducir a una persona que ha consumido algún tipo de sustancia estupefaciente, como se apuntó este domingo desde fuentes oficiales debido al estado de excitación que presentaba el fallecido en todo momento, es un trabajo “muy costoso” que requiere la participación de varios agentes simultáneamente. “Estos sospechosos tienen una fuerza bestial y hacerse con ellos es muy laborioso”, ha remarcado el portavoz del SUP.

“Apoyamos a los compañeros, están muy acostumbrados a lidiar con este tipo de situaciones”, ha apuntado Rubén Tierra, portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP) en Aragón. “Las intervenciones están muy protocolarizadas. Forman parte del ‘abc’ que se aprende en la academia”, ha añadido.

Pistolas táser y otras defensas

El suceso ocurrido en San José ha puesto de nuevo sobre la mesa el debate sobre la posibilidad de dotar a las patrullas de seguridad ciudadana de pistolas táser (de descargas eléctricas) y defensas personales extensibles, comúnmente conocidas como porras. La dotación de armas de defensa no letales es una vieja reivindicación de los sindicatos policiales, organizaciones como el SUP llevan una década reclamando su implantación. 

Situaciones como la de este domingo podrían evitarse con las táser, porque reducen el tiempo de intervención y, con él, el estrés para el detenido”, ha apuntado Ángel Mena.

El portavoz de UFP ha recordado que las defensas que tienen los agentes de seguridad ciudadana son las porras y las pistolas. “No hay un arma intermedia. Esa figura la ocuparía la táser, por eso la reclamamos”, ha afirmado Rubén Tierra.

Desde Jupol también están a favor de la implantación de estos medios de protección individual, así como de que se refuerce la formación que reciben los agentes que las patrullas de seguridad ciudadana en materia de primeros auxilios.

Un hombre de 29 años, de nacionalidad colombiana y que responde a las iniciales D.A.H.C., ha muerto este domingo a primera hora de la mañana en Zaragoza al entrar en  parada cardiorrespiratoria cuando varios agentes de la Policía Nacional procedían a su detención. Según ha señalado la Jefatura Superior de Policía Nacional, el fallecido había intentado agredir sexualmente a una mujer en torno a las 5.50 de este domingo. No obstante, la joven pudo huir.
Un hombre de 29 años, de nacionalidad colombiana y que responde a las iniciales D.A.H.C., ha muerto este domingo a primera hora de la mañana en Zaragoza al entrar en parada cardiorrespiratoria cuando varios agentes de la Policía Nacional procedían a su detención. Según ha señalado la Jefatura Superior de Policía Nacional, el fallecido había intentado agredir sexualmente a una mujer en torno a las 5.50 de este domingo. No obstante, la joven pudo huir.

Las pistolas 'táser', o de electrochoque, son armas que se utilizan para incapacitar durante algunos minutos a una persona (y también a animales) con una descarga eléctrica que puede llegar a alcanzar los 50.000 voltios, aunque este voltaje desciende al llegar al cuerpo del individuo, que queda inmovilizado porque la descarga infiere en las señales nerviosas y confunde a los músculos, sobre todo de las extremidades. Desde el año pasado, los Mossos d’Esquadra las utilizan.

La utilización de este tipo de armas es controvertida y algunas organizaciones sociales se oponen a su implantación. “Existen factores de riesgo potencial (cardiopatía previa, estado de intoxicación, etc.) que pueden ser desconocidos por parte de la policía en el momento de su utilización y que pueden poner en peligro la vida de la persona que recibe la descarga", recoge un artículo en una publicación llamada ‘Cuadernos de Medicina Forense’.

Etiquetas
Comentarios