Despliega el menú
Zaragoza

Muere el tercer trabajador que resultó intoxicado en Bodegas Paniza

Falleció en el hospital, donde fue trasladado en estado muy grave. Otros dos operarios murieron este martes en las instalaciones de la bodega. Los tres resultaron asfixiados por dióxido de carbono en un trujal.

Dos personas han muerto y otra ha resultado herida de gravedad en un accidente en Bodegas Paniza
Lugar donde ocurrió el accidente
Guillermo Mestre

El hombre de 44 años que estaba desde este martes ingresado en la uci del hospital Miguel Servet de Zaragoza tras resultar intoxicado en un trujal de Bodegas Paniza ha fallecido. En el accidente laboral murieron otros dos trabajadores en las instalaciones de la cooperativa Virgen del Águila de Paniza, donde habían sido contratados para acometer labores de mantenimiento en la bodega de la localidad del Campo de Cariñena.

La principal hipótesis del siniestro, pendiente de confirmar por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil que está investigando el suceso, es que los trabajadores se intoxicaron en el interior de uno de los trujales con el dióxido de carbono que se genera en el proceso de fermentación del vino, un fenómeno que se conoce comúnmente con el nombre de ‘tufo del vino’.

Este tercer fallecido, de nacionalidad española, fue el único que pudo ser reanimado este martes tras ser rescatado inconsciente de las instalaciones de la bodega. La doctora que pasa consulta en Paniza fue la primera que practicó a los heridos las maniobras de reanimación cardiopulmonar, una labor que precisó de la ayuda de varios empleados de la cooperativa, pues debía ser simultánea para los tres afectados. Poco después llegaron los sanitarios de dos ambulancias y un helicóptero medicalizado del 112, que traslado al herido hasta el hospital Miguel Servet. Allí ingresó en estado de extrema gravedad y finalmente falleció sobre las 21.45 de la noche.

El accidente tuvo lugar pasadas las 9.30 de este martes cuando los trabajadores, que pertenecían a una empresa externa a la bodega, se encontraban dentro de una cuba vacía donde se almacena el vino y fueron hallados por otros empleados al ver que no respondían.

Las tres víctimas trabajaban en una pequeña empresa dedicada a labores de ingeniería y construcción con sede en la capital aragonesa. Habían sido subcontratadas por la cooperativa para llevar a cabo diferentes labores de "mejora" en las instalaciones, según informó la dirección de la bodega. Al parecer, el hombre que resultó herido era el propietario de la compañía, mientras que los fallecidos, de 33 y 44 años y nacionalidad rumana, serían sus empleados. 

"

El CO2, en sí mismo, no es venenoso, pero al ser más denso que el aire ocupa las oquedades a cubierto de las corrientes y, desplaza al oxígeno, haciendo que la respiración no aporte oxígeno a los pulmones y provocando en muy poco tiempo la pérdida de conciencia de quien lo inhala y, si no es rescatado con rapidez, la muerte por asfixia o por una caída. De hecho, muchas personas han muerto ahogadas al desvanecerse dentro de un depósito de vino.

Al igual que hizo tras el fallecimiento de los dos operarios, Bodegas Paniza ha emitido este miércoles un comunicado en el que trasmite sus condolencias por la muerte del tercer trabajador y asegura que fue "muy triste" y perdurará "en el tiempo y en el recuerdo" tanto del personal de la bodega como de todo el pueblo. 

La Guardia Civil, la Inspección de Trabajo y el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de Aragón (ISSLA) investigan este accidente laboral en el que han perdido la vida tres trabajadores.

En lo que va de año ya son 13 los muertos por accidentes laborales en Aragón.

Etiquetas
Comentarios