Zaragoza

accidentes laborales

Tres obreros mueren al intoxicarse en un trujal de Bodegas Paniza

Los tres trabajadores, de entre 33 y 44 años, fueron rescatados inconscientes por varios compañeros de la cooperativa.

El helicóptero del 061 evacuó a la víctima al Servet tras cerca de dos horas de reanimación.
El helicóptero del 061 evacuó a la víctima al Servet tras cerca de dos horas de reanimación.
M. Tragacete

Un desgraciado accidente se cobró ayer la vida de dos trabajadores y este miércoles se ha confirmado el fallecimiento de un tercero, que permanecía en estado crítico en la uci del Hospital Miguel Servet. Los obreros encontraron la muerte en las instalaciones de la cooperativa Virgen del Águila de Paniza, donde habían sido contratados para acometer labores de mantenimiento en la bodega de la localidad del Campo de Cariñena.

La principal hipótesis del siniestro, pendiente de confirmar por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil que está investigando el suceso, es que los trabajadores se intoxicaron en el interior de uno de los trujales con el dióxido de carbono que se genera en el proceso de fermentación del vino, un fenómeno que se conoce comúnmente con el nombre de ‘tufo del vino’.

El accidente laboral ocurrió sobre las 9.30. Fueron los empleados de la cooperativa, en su mayoría vecinos de Paniza, quienes se percataron de que las víctimas estaban inconscientes en el interior de una de las cubas. Con celeridad, llamaron al 112 pero antes de que llegaran los servicios de emergencias decidieron intervenir para sacar cuanto antes a los afectados. Lo hicieron introduciendo unos ventiladores en la cuba –que es subterránea y tiene unos cuatro metros de profundidad y dos de anchura– para disipar el dióxido de carbono y poder descender al interior en condiciones de seguridad. Después, un empleado de la bodega bajó con un arnés hasta el fondo de depósito y valiéndose de cuerdas y la asistencia de varios compañeros fue izando una a una a las víctimas hasta la superficie.

La médica de la localidad

Hasta la bodega ya había llegado la médica que pasa consulta en la localidad y que está adscrita al centro de salud de Cariñena. La casualidad quiso que la mujer cruzara por delante de las instalaciones cuando se dirigía al ambulatorio. Varios trabajadores salieron a su encuentro para alertarle de la situación y solicitar su ayuda. La doctora fue la primera que practicó a los heridos las maniobras de reanimación cardiopulmonar, una labor que precisó de la ayuda de varios empleados de la cooperativa, pues debía ser simultánea para los tres heridos. Poco después llegaron los sanitarios de dos ambulancias y un helicóptero medicalizado del 061.

Los profesionales se sumaron a las tareas de resucitación, pero fueron infructuosas para dos de los trabajadores y los sanitarios se centraron en intentar estabilizar las constantes del tercero para evacuarlo en helicóptero a Zaragoza. Finalmente solo consiguieron recuperar el pulso de uno de los heridos, de 44 años y nacionalidad española, que permaneció en estado grave hasta fallecer también un día después.

Pequeña empresa de Zaragoza

Las tres víctimas trabajaban en una pequeña empresa dedicada a labores de ingeniería y construcción con sede en la capital aragonesa. Habían sido subcontratadas por la cooperativa para llevar a cabo diferentes labores de "mejora" en las instalaciones, según informó la dirección de la bodega. Al parecer, los fallecidos ayer, de 33 y 44 años y nacionalidad rumana, serían los empleados del hombre que ha perdido la vida este miércoles. La Guardia Civil desplazó hasta Paniza un equipo de investigadores del laboratorio de Huesca para tomar evidencias en el lugar y entrevistarse con los testigos presenciales.

Durante toda la mañana, en el exterior de la bodega se concentraron al menos una decena de familiares y amigos de las víctimas, visiblemente afectados por lo sucedido. Pasadas las 13.00, el juez de guardia llegado desde Daroca permitió la entrada a la bodega al hermano de uno de los fallecidos para que lo identificara, dolorosa labor que hizo que a la salida no pudiera contener el llanto. El levantamiento del cadáver se autorizó hacia las 14.30 y los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Aragón, donde se les practicarán las autopsias.

"
Etiquetas
Comentarios