Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Pinilla sabrá el miércoles si vuelve a la cárcel tras la nueva sentencia de La Muela

La exalcaldesa y otros ocho acusados contra los que el Tribunal Supremo mandó repetir el juicio esperan un fallo en el que la Audiencia de Zaragoza ha trabajado durante más de cuatro meses.

La exalcaldesa, María Victoria Pinilla, flanqueada por otros dos acusados del caso La Muela.
La exalcaldesa, María Victoria Pinilla, flanqueada por otros dos acusados del caso La Muela.
José Miguel Marco

Cuando el pasado 21 de febrero concluyó la repetición del juicio de La Muela y el presidente del tribunal concedió a la exalcaldesa María Victoria Pinilla el derecho a la última palabra, esta aseguró haber cumplido ya una larga condena: «9 años, 11 meses, 3 días y 10 horas bajo la sombra de la sospecha», dijo. Sin embargo, lo cierto es que la exregidora solo ha pasado 120 días en prisión provisional, ya que el abono de una fianza de 800.000 euros le permitió volver a recuperar la libertad, pese a ser la principal encausada de una de las mayores tramas de corrupción instruidas hasta la fecha en Aragón.

Ahora, Pinilla es consciente de que la cuenta atrás ha comenzado y de que el miércoles se conocerá la nueva sentencia de la Audiencia de Zaragoza: un fallo que podría suponerle hasta 25 años y medio entre rejas. Porque esa es la condena que la Fiscalía solicita ahora para ella, al haber sido ya absuelta de algunos de los delitos que inicialmente se le atribuían.

Cuando en septiembre de 2016 se dictó la primera sentencia del caso La Muela y se condenó a 32 de los 43 acusados, a la exalcaldesa se le impuso una pena de 17 años de prisión. Sin embargo, su abogado, Santiago Palazón, recurrió el fallo ante el Tribunal Supremo alegando indefensión y logró que se ordenase la repetición de parte del juicio contra nueve de los encartados: entre ellos, Pinilla.

El nuevo tribunal estuvo presidido por el magistrado Rubén Blasco, al que le ha correspondido la difícil tarea de encajar en esta segunda sentencia los hechos que el Supremo sí consideró probados en la primera. De la dificultad del encargo dan prueba los cuatro meses que tanto él como sus compañeros de estrado han dedicado a redactar el nuevo fallo. Posiblemente, el último que firmará Blasco, quien se jubila este mes.

En cualquier caso y pese a los esfuerzos del tribunal por apuntalar esta segunda sentencia, todo hace prever que la defensa de Pinilla u otras, no conformes con el pronunciamiento, volverán a impugnarlo. Así, una causa que se inició por una denuncia de la entonces concejala del PP Marisol Aured un lejano 26 de diciembre de 2007 podría seguir viva más allá de 2020.

En la última jornada del segundo juicio, los abogados de los acusados, Victoria Pinilla, Fernando Barba, Antonio Fando, Alberto Lozano, Juan Ignacio Unsain, Julián de Miguel y sus hijos David y Julio pidieron la absolución por falta de pruebas o por entender que no han cometido delito alguno. También solicitaron que, en caso de condena, se les aplique la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas por la década transcurrida desde que comenzó el «procedimiento abreviado». Tardanza que, a su juicio, de «ningún modo» se les puede atribuir.

Además, tanto el letrado Enrique Esteban, que representa al exdirector de Cajalón en La Muela Alberto Lozano, como Santiago Palazón, letrado de oficio tanto de Pinilla como de Barba, pidieron la nulidad «radical» de las escuchas telefónicas sobre las que pivota toda la causa, pues entienden que fueron «prospectivas», no estaban motivadas suficientemente y se vulneraron derechos fundamentales de los investigados.

A la conclusión de la vista se retiraron los cargos contra el empresario Francisco Aramburu, defendido por Francisco García Berenguer y al que la primera sentencia condenó a un año de cárcel y algo más de un millón de euros de multa por tráfico de influencias.

Etiquetas
Comentarios