Zaragoza

tribunales

Penas de 51 años de cárcel para nueve traficantes de ‘speed’

La Policía encontró 98 kilos de anfetamina en el domicilio del principal acusado, en la calle de Madre Vedruna.

La Policía encontró 98 kilos de anfetamina en la casa del acusado, además de cinco kilos de hachís y algo de cocaína.
La Policía encontró 98 kilos de anfetamina en la casa del acusado, además de cinco kilos de hachís y algo de cocaína.
Istock

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a nueve traficantes de ‘speed’ (anfetamina) y hachís a penas que suman 51 años de cárcel y al pago de multas por un importe de 12,4 millones de euros. El tribunal de la sección primera considera acreditado que varios de los encausados formaban parte de un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes y liderado por Alberto Martínez. Esta persona, que ha sido condenada a 11 años de prisión y a una multa de 6 millones, se dedicaba a distribuir grandes cantidades de drogas de síntesis que traía desde Holanda y la distribuía con la colaboración habitual del resto de los acusados.

Cuando en diciembre de 2016 la Policía desarticuló la organización de narcos, encontró en poder de Alberto Martínez 98 kilos de ‘speed’ cuya compra había gestionado unas semanas antes en Ámsterdam. Para adulterar la droga y prepararla para su venta, la banda contaba con un laboratorio clandestino en un piso de la céntrica calle de Madre Vedruna y con un taller en Cuarte de Huerva en el que preparan los coches con los que traían oculta la anfetamina.

A otro de los responsables de la organización, Gorka Apalanza, la Audiencia le impone 8 años y 6 meses de cárcel y multa de 6 millones de euros, y Fernando Peiré, persona de confianza de Martínez y su conductor habitual, lo condena a 6 años y 6 meses de prisión.

Al resto de los miembros de la banda, el tribunal impone condenas desde los 2 años y 6 meses hasta los 5 años y 3 meses de cárcel. Además del speed, la Policía encontró en los registros domiciliarios un total de cinco kilos de hachís y algo de cocaína.

La Audiencia, absuelve, sin embargo, a Georgina H. C. y Miguel R. R. tras valorar que las pruebas contra ellos eran “claramente insuficientes”, como plantearon sus abogados Alejandro Sarasa y José Cabrejas. Este último, defensor de Alberto Martínez y otros dos acusados más, ha anunciado que recurrirá el fallo al Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Etiquetas
Comentarios