Zaragoza

BAJO ARAGÓN-CASPE

Caspe revive en sus calles la enseñanza del Compromiso

La periodista Cristina Pardo dio anoche el pregón con el que comenzaron las farsas y recreaciones de 1412.

Una de las bandas que ayer animaban con laúdes y gaitas las calles del municipio.
Una de las bandas que ayer animaban con laúdes y gaitas las calles del municipio.
M.C. Ribó

Caspe ya hace unos días que empezó a transformarse en la villa medieval que en 1412 acogió a los nueve compromisarios que debían designar al nuevo rey tras la muerte sin descendencia de Martín I ‘el Humano’. Lo habitual en la convulsa Edad Media era que los conflictos se dirimieran por el uso de las armas, pero aquí predominó el diálogo y el derecho.

Caspe vuelve a conmemorar los diferentes actos que tienen lugar en el mismo marco que en 1412, cuando Vicente Ferrer, uno de los compromisarios, leyó la sentencia por la que se proclamaba a Fernando de Trastámara, el de Antequera, como Rey de Aragón, en el Pórtico de la Colegiata. Este 2019 se cumple el 607 aniversario de este hecho histórico que da apellido a la ciudad de Caspe y del que sus habitantes se sienten especialmente orgullosos.

La conmemoración se celebra de forma continuada desde hace ya 21 años (anteriormente solo se hacía en fechas redondas) y en 2004 fue declarada fiesta de Interés Turístico de Aragón. 

Estos días, calles, plazas y domicilios particulares se adornan para convertir a Caspe en una villa medieval, y los vecinos se visten con ropajes que siguen las normas y los modelos del siglo XV. Es la fiesta más esperada por los caspolinos porque la calle se llena de música, desfiles, animación y grupos recreacionistas.

Un Cluedo medieval

Decenas de actividades se van a ir sucediendo todo el fin de semana. El mercadillo medieval vuelve al barrio del Plano con la 20ª muestra de artesanía y oficios en vivo con animación y espectáculo de magia. Hay tabernas y tascas repartidas por toda la población y también se ha convocado un concurso gastronómico de comida sefardí e, incluso, la invocación al ‘Chenaro’, un diablo que quemará los deseos de un particular árbol que el grupo de los Almogávares instalará en plena calle.

Son numerosas las actividades para niños, las visitas teatralizadas al Caspe medieval y al castillo del compromiso y este año se ha creado un Cluedo, un juego de misterio en el que los participantes se convertirán en detectives de 1412 para resolver el asesinato del arzobispo de Zaragoza.

Mucho teatro

¿Otros reclamos? Habrá diversos talleres en los jardines norte de la Colegiata donde se instala un campamento recreacionista para conocer la vida del siglo XV. Y lo más imprescindible de las fiesta es el teatro, con las farsas que son pequeñas obras interpretadas por los propios vecinos con un carácter cómico y picante. Están dirigidas por Pablo Lagartos con textos del propio Lagartos y de Darío Español.

El acto central lo constituye la representación de la obra ‘El Compromiso de Caspe: la elección de un rey’ con más de 80 actores aficionados caspolinos. De su vestimenta se encarga la asociación Histórica Vestimentum, que estudia y confecciona trajes al modo y la usanza del siglo XV.

Compromisaria de honor de este año es Cristina Pardo, que anoche ofreció el pregón. La periodista de La Sexta está vinculada familiarmente con la vecina población de Maella. Los festejos finalizan el domingo con la ronda de farsas y la misa de Proclamación del Compromiso con el coro Ciudad de Caspe y miembros de Amici Musicae del Auditorio de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios