Zaragoza

zaragoza

Los barrios rurales reclaman el regreso de los festejos taurinos a las calles

Con el cambio de gobierno en el Ayuntamiento, los aficionados esperan que se anule el veto impuesto por ZEC a este tipo de espectáculos.

San Juan sortea el veto de ZEC y recupera el toro de fuego en un ruedo portátil
San Juan sortea el veto de ZEC y recupera el toro de fuego en un ruedo portátil
Toni Galán / A Photo Agency

Los barrios rurales de Zaragoza reclaman el regreso de los festejos populares a las calles. Tras la constitución del nuevo Ayuntamiento de la capital aragonesa (PP-Cs), con la consiguiente salida de ZEC del poder, los alcaldes y aficionados esperan que se anule el veto que el anterior Consistorio impuso a aquellos espectáculos que contuviesen “malos tratos o crueles. La restricción llegó en febrero de 2016, a través de un acuerdo de gobierno que advertía que no se iba a aprobar la “utilización u ocupación” del patrimonio municipal para que se realizase el “toro de soga, embolado o de fuego”.

Así, a pesar de que la DGA es la institución que posee la competencia para autorizar las sesiones taurinas de estas características, ZEC lograba impedir que las mismas tuvieran lugar en el dominio público (las calles). Monzalbarba fue el último barrio rural que celebró toro de fuego en febrero de 2016 y, a partir de ahí, la restricción se hizo efectiva. Los vecinos de San Juan de Mozarrifar fueron los primeros que se vieron coartados. Ese mismo invierno, debido a las medidas adoptadas por el anterior Consistorio, la peña Vacas en San Juan, organizadora del llamado ‘Marzo taurino’, suspendió todos los actos del fin de semana festivo al comprobar que no iba a poder programar el tradicional toro ensogado.

Sin embargo, esta asociación no se dio por vencida y, un año después, con motivo de las fiestas de verano, recuperó la celebración del toro de fuego, instalando un ruedo portátil en terreno privado y sin tener que usar el suelo público para ello. Al año siguiente (junio de 2018), consolidaron esa estrategia para sortear el veto, y ahora esperan ansiosos que el nuevo gobierno acabe con el veto.

Por temas de presupuesto, este año no se organizó el toro de fuego en el ruedo portátil. Preferimos esperar a que se constituyera el nuevo Ayuntamiento porque lo que todos queremos es que los festejos se celebren en las calles”, explicó Alberto Floría, secretario de Vacas en San Juan, y pidió a PP y Cs que escuchen a los vecinos. “Seguimos sin encontrar explicación a tanta prohibición. La decisión se adoptó de manera unilateral; nadie nos escuchó ni tuvo en cuenta nuestra opinión”, lamentó Floría, coincidiendo con la opinión de la alcaldesa del distrito, Erika Fuertes.

“Fue una norma que tuvimos que acatar de la noche a la mañana. Entiendo que en estos casos se debe escuchar la voz popular, y aquí este tipo de actos son un reclamo. Sería muy interesante que se pudieran recuperar”, valoró Fuertes, antes de que otro socialista, Joaquín Tiestos, defendiera los “derechos” de los residentes de Monzalbarba.

“Fue una medida lamentable. Yo ya le he mandado un escrito a Jorge Azcón para pedirle que se apresure en suprimir la prohibición”, señaló Tiestos, recordando que necesitan programar las fiestas con tiempo. “Si se confirma la anulación del veto, organizaremos toro de fuego. Si no, nos limitaremos a programar vaquillas y becerrada”, añadió, refiriéndose a las fiestas en honor a la Virgen de la Sagrada, que se celebrarán el fin de semana del 7 y 8 de septiembre.

Antes, en agosto y con motivo de San Roque, Montañana podría convertirse en el primer barrio que recupera los festejos en las calles. “Después de tres años de vacío, esperamos ansiosos que el nuevo Ayuntamiento corrija esta restricción. El tiempo juega en nuestra contra, pero confiamos en que el proceso se acelere todo lo posible y podamos nuestros tradicionales actos”, aseguran desde la comisión de festejos de Miralbueno.

El PP, firme defensor de la tauromaquia

En su defensa de la tauromaquia, el PP siempre ha censurado este veto que ZEC impuso a la celebración de los festejos populares en la vía pública. Poco después de que se confirmara la medida, el actual alcalde, Jorge Azcón, y la por aquel entonces responsable de Participación Ciudadana, Patricia Cavero, se reunieron con los representantes populares de los barrios rurales afectados -San Juan de Mozarrifar, Montañana, Monzalbarba, Juslibol, Garrapinillos y Casetas, puesto que el resto no celebraba actos de este tipo-, con objeto de coordinar una estrategia conjunta y presentar mociones para su debate.

Ahora, con la llegada de Jorge Azcón a la alcaldía, lo lógico sería que la celebración de los festejos volviese a tener vía libre. Sin embargo, desde el PP todavía no confirman que esto vaya a ser así. Prefieren esperar a reunirse con los vecinos para después analizar todas las propuestas y emprender aquellas que consideren "más urgentes".

Etiquetas
Comentarios