Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

La Cámara avisa de millones en sentencias, facturas sin contrato y sueldos irregulares

Las conclusiones preliminares de la fiscalización de los años 2016 y 2017 detectan múltiples fallos en las cuentas municipales.

Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza.
Fachada del Ayuntamiento de Zaragoza.
Heraldo.es

El documento de conclusiones previas al trabajo de fiscalización que está haciendo la Cámara de Cuentas sobre la gestión del Ayuntamiento de Zaragoza en los años 2016 y 2017 apunta problemas de todo tipo. Además de una deuda infravalorada o facturas en los cajones, el organismo fiscalizador detecta millones en sentencias judiciales pendientes, facturas que se abonan sin contrato, retribuciones sin cobertura legal, provisiones de gastos sin hacer...

Uno de los datos que confirma la Cámara de Cuentas es la pendencia judicial, con 92 millones de euros vinculados al bus, la limpieza y otros servicios públicos. También cita la situación de los procesos judiciales vinculados a la plusvalía: sostiene que para hacer frente a las posibles reclamaciones, el Ayuntamiento debería haber provisionado 32 millones en 2016 y 41 millones en 2017.

La Cámara de Cuentas se refiere a otra cuestión controvertida: las facturas que se pagan sin contrato, es decir, mediante un reconocimiento extrajudicial de crédito para poder atender un servicio prestado. Es una fórmula de pago extraordinaria, pero el anterior gobierno de ZEC la convirtió en habitual: 32,1 millones en 2016 y 42,8 en 2017. Pero además, el organismo alerta de que se tramitaron gastos por otros 16,7 millones en 2016 y otros 18,2 en 2017 no solo sin contrato, sino sin que existiera un reconocimiento extrajudicial de crédito. Entre ellas, figuran 8,1 millones abonados en 2016 y otros 6 en 2017 para la limpieza de los colegios públicos.

Fraccionamiento de contratos

Según la Cámara, en 2016 y 2017 se adjudicaron contratos menores por valor de 7,5 millones, de los que 3 no debieron tramitarse de esa forma dado que se había producido un fraccionamiento de su objeto, una práctica ilegal.

Entre otras irregularidades, el organismo fiscalizador señala que el Ayuntamiento no dispone de un inventario de bienes completo "y bien valorado". De hecho, advierte de discrepancias que llegan a los 97 millones. También señala "irregularidades" en conceptos retributivos, como por ejemplo los complementos de productividad que se abonan por la mera ocupación de un determinado puesto, cuando deberían servir para compensar un especial rendimiento.

Etiquetas
Comentarios