Zaragoza

tribunales

La Fiscalía retira los cargos a una acusada del fraude de los seguros

Se trata de la segunda mujer de Eduardo Pérez Caro, considerado líder de la trama y condenado a 3 años y medio de cárcel.

Los acusados y sus abogados, este lunes en la Ciudad de la Justicia.
Los acusados del fraude de los seguros y sus abogados, el lunes pasado en la Ciudad de la Justicia.
José Miguel Marco

La Fiscalía ha retirado la acusación que pesaba contra María Jesús G. G., una de las implicadas en la trama que defraudó varios miles de euros a varias aseguradoras con partes de siniestro falsos. La semana pasada 54 de los 57 encartados en esta trama reconocieron los hechos que se les atribuían, aceptaron devolver el dinero que se les exigía y consiguieron así llegar a un acuerdo con el ministerio público.

La mujer a la que la fiscal del caso ha retirado los cargos es la segunda esposa de Eduardo Pérez Caro, considerado el cerebro de la estafa. A María Jesús G. G. se le atribuía un delito de blanqueo de capitales a título lucrativo y una responsabilidad civil total cercana a los 375.000 euros.

La acusación pública ha justificado su decisión aludiendo a que las aseguradoras que resultaron perjudicadas por la trama (Axa, CAI y Plus Ultra) no le han reclamado cantidad alguna en concepto de responsabilidad civil.

El juicio por la llamada Operación Diluvio, llevada a cabo por la Policía Nacional en Zaragoza en 2012, se retoma este miércoles en la sede de la Audiencia Provincial, una semana después de que la sala se formara en las dependencias de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza, las únicas preparadas para configurar un banquillo capaz de acoger a la cifra inicial de acusados.

Durante la sesión de este miércoles, el tribunal de la Sección Tercera, presidido por el magistrado José Ruiz Ramo, escuchará los testimonios de varios policías nacionales que desmantelaron la trama, así como a algunos peritos, entre los que figuran detectives privados contratados por las aseguradoras para acreditar los partes de siniestro falsos que recibían de los estafadores.

Reconocimiento de los hechos

La semana pasada, la mayoría de los encausados pactaron con la Fiscalía tras reconocer los hechos que se les imputaban (todos ellos se enfrentaban a penas superiores a dos años de cárcel bien en calidad de autores o como cooperadores necesarios) y comprometerse a devolver el dinero que habían estafado. Con estos acuerdos, las aseguradoras perjudicadas han podido recuperar 1,5 de los 1,8 millones defraudados. Solo Eduardo Pérez Caro, perito de profesión, entrará en prisión tras aceptar una condena de tres años y medio de cárcel.

Este fraude masivo, fue investigado por el Grupo de Delitos Económicos de la Jefatura de Policía. Fueron unas diligencias complicadas, debido a la cantidad de partes falsos –hasta 157– que presentaron los miembros de la trama entre 2006 y 2012. Los siniestros hacían referencia a todo tipo de inclemencias. Los acuerdos que se rubricaron la semana pasada permitieron que las aseguradoras perjudicadas recuperaran 1,5 de los 1,8 millones defraudados.

Etiquetas
Comentarios