Despliega el menú
Zaragoza

verano

Noche de San Juan en Zaragoza: una corta velada repleta de chispas y deseos

Los barrios zaragozanos celebraron ayer la noche de San Juan con las tradicionales fogatas y diversos actos que dieron la bienvenida al verano de manera oficial.

Los Diaples animaron la velada en las calles de la magdalena

Dice la tradición que en la noche de San Juan los sueños más profundos pueden cumplirse y los malos augurios alejarse gracias al fuego que emana de las hogueras. Hay quien se acercó este hasta las fogatas que se prendieron en Zaragoza con este mágico e idílico propósito y otros que, sin embargo, lo hicieron por no poder resistirse a un buen bocadillo de embutidos a la brasa.

Sino que se lo digan a los, aproximadamente, 700 vecinos que se pasaron por el recinto ferial del barrio de Casablanca donde las ‘pulgas’ de chorizo y longaniza fueron más que bien recibidas y es que la hoguera comenzaba pasadas las 22.00 y algunos llevaban mal eso de esperar. Quien también se paseó por el barrio zaragozano fue el recién nombrado alcalde, Jorge Azcón, que levantó el interés entre los asistentes, se hizo fotos y alabó "la maña" que tenían los responsables haciendo el embutido. Las llamas se vieron mejor a una distancia prudencial, más que por peligro por aquello de no 'morir de calor' ya que los termómetros no bajaban de los 20 grados a pesar de que la noche ya estaba cayendo.

Una opción más refrescante (gastronómicamente hablando) fue la del barrio de La Almozara, donde las simpáticas brujas que danzarían antes de caer la medianoche alrededor de la fogata, invitaron a los vecinos a manzanas, naranjas y demás frutas frescas.

Además, la tradición ‘galega’ también llegó al barrio zaragozano con la degustación de la ‘queimada’ (un brebaje compuesto de aguardiente y azúcar). Todo aquel que la tomase consiguió alejar a los malos espíritus y curar todas sus dolencias en la noche más corta del año. Al menos, eso dice la tradición.

Fue la noche más breve del año, pero dio para mucho, aunque hoy ya hubiera que madrugar para enfrentarse al odioso lunes. Aquellos que no querían trasnochar demasiado, pero tampoco perderse la fogata, pudieron verla en la plaza de San Marcos de Parque Venecia a partir de las 20.00.

Los vecinos del barrio no daban abasto y es que después de la chocolatada popular de la mañana y las migas de la comida llegaron las palomitas, indispensables para la sesión de cine al aire libres que se celebró en la misma plaza que la hoguera (una vez que estuvo limpia, claro). Mayores y pequeños (que con eso de que ya no tienen colegio pueden irse más tarde a dormir ) disfrutaron de la película de animación ‘Coco’, en la que también hubo lugar para alguna que otra lagrimilla.

A borde del llanto, pero con los ojos bien abiertos estaban los pequeños que esperaban expectantes en el barrio de La Magdalena la llegada de los Diaples. Estos diablillos (no aptos para quien tenga miedo al fuego) volvieron a hacer de las suyas y persiguieron a todo aquel que se les puso por delante con un sinfín de bengalas, petardos y chispas al ritmo de los tambores de una batucada.

El espectáculo es uno de los más populosos de la noche de San Juan en el barrio zaragozano y así lo demostraban las decenas de vecinos que no quisieron perderse ningún detalle. Tras un recorrido por las vías más importantes de La Magdalena llegó el momento de llegar al Parque Bruil donde hubo una ‘hoguerica’ infantil y algunos actos que pusieron el broche final a la celebración de la semana cultural.

En el barrio de Las Delicias, la fogata se prendió sobre las 23.30 y tras ella una verbena muy bailonga animó a todos los asistentes. La magia de San Juan también llegó a otras zonas como La Jota, Vadorrey o San Juan de Mozarrifar.

Sin embargo, la tradición estuvo este año marcada por las ausencias. Hubo hasta una decena de barrios que no prendieron su fogata por informes desfavorables del Ayuntamiento. Algunos fueron La Magdalena (en el parque Bruil), El Gancho, San José, Valdefierro, El Actur, Santa Isabel o Parque Goya.

Etiquetas
Comentarios