Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Navarro carga contra el anterior gobierno de ZEC por su "nefasta gestión" y anuncia una auditoría

La nueva concejal de Hacienda teme que los 300 millones más de deuda de los que advierte la Cámara de Cuentas compliquen el presupuesto. El Ayuntamiento de Zaragoza presentará alegaciones

María Navarro, en noviembre de 2018, durante una intervención de su antecesor, Fernando Rivarés.
María Navarro, en noviembre de 2018, durante una intervención de su antecesor, Fernando Rivarés.
Guillermo Mestre

Las conclusiones preliminares de la Cámara de Cuentas sobre la gestión económica en los años 2016 y 2017 en el Ayuntamiento de Zaragoza han despertado todas las alarmas en el nuevo gobierno PP-Cs. La posibilidad de que se imputen otros 300 millones de euros a la deuda municipal, hecho que pondría en jaque el proceso de elaboración del presupuesto municipal, ha obligado a la concejal de Hacienda, María Navarro, a acordar el inicio de los trabajos de una auditoría interna tanto financiera como de gestión para conocer el estado de las cuentas del Consistorio. Así se acordará en la primera reunión de gobierno, prevista para esta misma semana.

La responsable municipal, que no ha cumplido ni una semana en el cargo, expresó su "preocupación" ante el "agujero económico" del que advierte la Cámara de Cuentas. "Es un informe muy contundente que refleja que ha habido una gestión económica nefasta en esta ciudad en los últimos años", declaró María Navarro. Según el organismo fiscalizador, el endeudamiento que debía haberse incluido en el balance municipal debería haber ascendido a 1.193 millones de euros en el año 2017, frente a los 891,7 reconocidos ese año por el Ayuntamiento de Zaragoza. En total, el ajuste propuesto era de 301 millones de euros para ese ejercicio.

Según el organismo fiscalizador, esa deuda está vinculada al préstamo participado de la sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad, con la que el Consistorio tenía comprometidos hasta 2025 81,6 millones de euros en 2017. También cita 9,7 millones pendientes con la sociedad municipal Ecociudad Zaragoza o 210 millones vinculados a los pasivos que arrastran algunas concesiones de servicios públicos, como por ejemplo el tranvía.

"ZEC no ha contado la verdad"

"Es un informe provisional, pero desde luego dice que ZEC no ha contado la verdad. Imputan 300 millones más de deuda a este Ayuntamiento", afirmó Navarro, que explicó que los funcionarios municipales formularán alegaciones al organismo fiscalizador. Por su carácter provisional, la nueva concejal de Hacienda pidió "prudencia", así como que se aclaren las discrepancias sobre cómo contabilizar la deuda. "No podemos estar conociendo unos datos del Banco de España, otros de la Cámara de Cuentas y otros del Ayuntamiento de Zaragoza", consideró la edil. "Necesitamos unificar criterios, cumplir la ley y ponernos a trabajar conforme la normativa vigente", añadió.

Según explicó la concejal de Hacienda, la auditoría será de carácter interno y la hará la oficina de control financiero, que es el órgano que en los últimos años, bajo la dirección del interventor, ha hecho los informes de fiscalización más concienzudos de la gestión económica del Consistorio. Navarro no quiso avanzar cuánto tardará la redacción del trabajo.

"Hasta que no veamos cómo imputamos esta deuda al Ayuntamiento y conozcamos la auditoría que vamos a aprobar no podremos saber cómo afecta a la gestión de este gobierno", declaró. Hay que tener en cuenta que el anterior gobierno de ZEC aprobó un plan de reducción de deuda que permitiría al Ayuntamiento ajustarse a los parámetros legales de endeudamiento y poder normalizar sus vías de financiación (si se rebasan los límites de deuda fijados por la ley no se pueden solicitar nuevos préstamos a los bancos para financiar inversiones). "Si nos pasásemos estaríamos constreñidos para endeudarnos a largo plazo", advirtió la concejal popular.

Pero si se le endosan esos 300 millones de euros, el gobierno municipal actual teme que se vea postergado el plan de reducción de deuda y limitados los ingresos para los próximos presupuestos. "Mientras no conozcamos la realidad del agujero que nos deja el gobierno de ZEC y los anteriores gobiernos socialistas no podremos desde luego hacer un presupuesto real", declaró.

El gobierno municipal PP-Cs ya ha anunciado que no tiene previsto tramitar un nuevo presupuesto para los meses que quedan de 2019, dado que como muy pronto estaría aprobado en octubre, a solo tres meses del cierre del ejercicio. Los dos partidos han informado de que se manejarán con modificaciones presupuestarias y que centrarán sus esfuerzos en redactar las cuentas de 2020.

Etiquetas
Comentarios