Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en Zaragoza

Admiten que destrozaron y robaron en los pisos donde vivían alquilados

No pagaban y llegaron a un acuerdo con el dueño, que renunció a cobrar a cambio de que se fueran de las viviendas, pero se llevaron todos los muebles e instalaciones. 

El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Jaime M. P. y su hijo Jaime M. A., admitieron este jueves en la Audiencia de Zaragoza que se apropiaron de todos los muebles y efectos que había en los dos pisos en los que estuvieron viviendo de alquiler entre marzo de 2015 y julio de 2016. También que causaron importantes desperfectos al arrancar y llevarse los enseres que consideraron que podían tener algún valor.

Los dos acusados aceptaron indemnizar al propietario de ambas viviendas con 10.000 euros, aunque el valor de lo sustraído y los daños fue mayor, y se conformaron con una condena de cinco meses de prisión por un delito de apropiación indebida.

Los hechos ocurrieron en 2016. Según mantenía la Fiscalía y la acusación particular, a cargo del abogado Diego Gracia Pola, los dos acusados alquilaron sendos pisos en el número 82 de la calle Alta de Juslibol, propiedad de la misma persona. Como no pagaban el alquiler y no respondían a sus requerimientos, el dueño interpuso una demanda de desahucio.

No obstante, la paralizó tras llegar a un acuerdo con ellos que consistía en que les perdonaba las cantidades adeudadas a cambio de que le entregaran las llaves de los inmuebles inmediatamente y de que las casas alquiladas se encontraran en perfecto estado y con todos sus enseres.

Sin embargo y pese a firmar el acuerdo, cuando el propietario pudo acceder a sus viviendas comprobó que no solo le habían ocasionado daños de diferente entidad sino que, además, le habían sustraído los muebles y hasta las instalaciones de las viviendas.

Ambos fueron denunciados por delitos de daños, estafa procesal, robo con fuerza y apropiación indebida pero finalmente han sido juzgados por este último delito. Inicialmente les pedían un año de cárcel pero tras reconocer los hechos y pagar la responsabilidad civil, la condena será de 5 meses.

Dos condenas más por estafa y robo

Jaime M. A., de 30 años, ya fue condenado el pasado mes de mayo a otros seis meses de prisión por apropiarse indebidamente de herramientas y maquinaria de la empresa de Cadrete en la que trabajaba. En esa ocasión, aprovechó que se quedó como encargado del taller de la misma en agosto para, en el fin de semana del 13 al 15 de ese mes de 2016, entrar y llevarse efectos por un valor de unos 2.610 euros.

El 16 de agosto se presentó en la empresa para decir que dejaba el trabajo y entregar las llaves de la nave y de un vehículo. En ese momento el jefe le dijo que faltaban herramientas. Doce días después, Jaime M. A. acudió a la empresa y devolvió maquinaria por importe de 923 euros y se comprometió a entregar el resto, cosa que nunca hizo, por lo que fue denunciado.

Igualmente, el 29 de junio recayó sobre él otra sentencia de seis meses de cárcel por estafar al jefe de la misma empresa de la que se llevó las herramientas. En esta ocasión el engaño consistió en pedirle 1.650 euros que nunca tuvo intención de devolver. Es más, le dijo que eran para pagar el alquiler de la vivienda (la que residía en Juslibol) porque le iban a desahuciar.

Le contó que su banco no le daba un crédito para pagarlo (cosa que nunca solicitó) y su jefe, en la confianza de que se lo devolvería, se lo dejó. Además, se enteró de que el dinero no lo usó para pagar al arrendador del piso y que sustrajo todo el mobiliario del mismo. En agosto, antes de irse, le robó las herramientas.

Etiquetas
Comentarios