Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Azcón presenta un gobierno sin Vox y con Fernández y Navarro como referentes

La primera será vicealcaldesa y la segunda controlará Presidencia, Hacienda y Régimen Interior. Habrá tres áreas más que con ZEC y Cavero asumirá el Área de Infraestructuras y la Policía Local.

ENCUENTRO JORGE AZCON ( ALCALDE DE ZARAGOZA ) Y LUISA FERNANDA RUDI / AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 18/06/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Luisa Fernanda Rudi se reunió este martes con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.
Oliver Duch

A falta de flecos, el nuevo gobierno municipal PP-Cs está prácticamente cerrado y se hará público este miércoles si no hay cambios de última hora. Con 14 ediles para asumir consejerías y delegaciones, habrá tres áreas más que en la etapa de ZEC y una amplia presencia femenina: de las nueve previstas, incluida Alcaldía, cinco estarán dirigidas por mujeres. Es más, además del alcalde, Jorge Azcón, las referencias políticas del gobierno serán la vicealcaldesa, Sara Fernández (Cs), y la concejal de Presidencia, Hacienda y Régimen Interior, María Navarro, que también será portavoz.

Será un gobierno en el que el PP tendrá cuatro consejerías, además de la alcaldía, y Cs, otras cuatro. Los populares asumen el poder interno de la Casa Consistorial, con el control de la Hacienda, el funcionariado y las contratas de servicios, así como las áreas de más presupuesto. La formación naranja se queda con áreas de gran visibilidad, como Cultura, Turismo y la oficina de atracción de inversiones, que dependerán de la vicealcaldesa, la líder de Cs, Sara Fernández. El partido de Albert Rivera lo hace sin perder peso político, al garantizarse Urbanismo.

Alcaldía recupera la dirección de la Policía Local, que tendrá como delegada a Patricia Cavero. La número 2 de la lista de Azcón, María Navarro, asumirá la portavocía del gobierno y Presidencia, Hacienda y Régimen Interior, con Alfonso Mendoza, como responsable de Personal.

Además de la Policía Local, Cavero será una de las piezas más importantes del gobierno, dado que gestionará el Área de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente. Carolina Andreu se encargará de Vivienda. Este es uno de los cambios que introducen Azcón y Fernández en la estructura anterior, dado que sale de Urbanismo toda la gestión de las Infraestructuras, Medio Ambiente y Movilidad. Víctor Serrano Entío, de Cs, asume Urbanismo y Equipamientos.

Natalia Chueca (PP) tendrá la responsabilidad de Servicios Públicos, Movilidad y Bomberos, con Alfonso Mendoza como delegado de este último servicio. De esta área dependerá la gestión de las grandes contratas, tanto las del bus, la limpieza, que se renueva el próximo año, o parques y jardines.

El PP también se queda Acción Social y Familia, con Ángel Lorén al frente. Esta será una de las áreas en las que habrá delegaciones cruzadas entre los populares y la formación naranja, que no quieren que se establezcan compartimentos estancos. Por ejemplo, las concejales de Cs Cristina García y Marifé Antoñanzas asumen Deportes e Igualdad. Por su parte, Paloma Espinosa (PP) se encargará de Familia, con todas las políticas en materia de pobreza infantil, juventud o mayor.

Cs tendrá Economía, Innovación y Empleo, con Carmen Herrarte como concejal responsable. Esta área controla Zaragoza Dinámica, Zaragoza Activa y la promoción de los servicios de ciudad inteligente. Carolina Andreu, del PP, será la delegada de Comercio dentro de esta área. Finalmente, Participación será responsabilidad de Javier Rodrigo (Cs), aunque Paloma Espinosa se encargará de los barrios rurales.

Críticas de Vox a Cs

El gobierno de Azcón no tendrá presencia de Vox en las delegaciones. El alcalde de Zaragoza se volvió a referir este martes a este asunto y dejó claro por el momento la formación de extrema derecha solo contará con dos juntas de distrito. Subrayó que a su juicio lo importante "es el cambio político" que se ha producido en Zaragoza y quitó relevancia a la cuestión de quién ocupa las delegaciones.

Julio Calvo, de Vox, manifestó que su grupo está a la espera de que la dirección nacional de su partido le dé instrucciones y no quiso valorar si el hecho de que no se les concedan delegaciones tendrá consecuencias. En cualquier caso, criticó la actitud de Cs de vetar su entrada al gobierno. "Va en contra de sus propios intereses", dijo. En su opinión, que Cs "se sume a la fetua de la izquierda contra Vox es absurdo". Negó que su partido sea de "ultraderecha" y subrayó las coincidencias programáticas con la formación naranja.

Etiquetas
Comentarios