Zaragoza

Zaragoza

Los vecinos de La Cartuja dibujan el futuro de su barrio a través de un libro

‘Imagina La Cartuja’ es el título del documento que ha elaborado la Asociación Vecinal Jerónima Zaporta y que servirá como hoja de ruta para trabajar a lo largo de los próximos años.

la cartuja
Calle de La Cartuja
L. R.

Desde la semana pasada, el barrio rural de La Cartuja Baja cuenta con un libro elaborado gracias a la participación de los vecinos en el que ellos mismos han plasmado cómo quieren que sea su barrio en un futuro no muy lejano. Bajo el título ‘Imagina La Cartuja’ un documento de alrededor de un centenar de hojas expone las preocupaciones de los residentes y los aspectos que tendrían que mejorarse, así como las fortalezas del barrio y los atractivos que se deberían potenciar.

Impulsado por la Asociación Vecinal Jerónima Zaporta, el libro hace un recorrido exhaustivo por el pasado y el presente del barrio y sugiere las líneas de trabajo que deberían seguirse para convertirlo en el vecindario ideal.

“Los vecinos han podido opinar sobre la evolución de La Cartuja en distintos aspectos como el transporte, la educación, el medio ambiente o el urbanismo. A partir de ahí, hemos hecho un planteamiento de cómo nos gustaría que fuera de aquí en adelante el barrio y un plan estratégico con objetivos generales y específicos”, explica Félix Moreno, integrante del colectivo vecinal.

En términos generales, el documento recoge la preocupación de los vecinos con respecto al envejecimiento y la pérdida de población, la escasez de vivienda, la existencia de una única vía de acceso al barrio, la ausencia de conexiones a través de tren de cercanías y la excesiva condensación de vertederos, entre otros asuntos. En contrapartida, consideran que existe abundante suelo disponible para edificar, que el autobús urbano dispone de una frecuencia adecuada y que el entorno natural en el que se ubica el barrio posee una elevada riqueza medioambiental.

Estas percepciones fueron expuestas por los residentes a lo largo de cinco talleres participativos y encuestas online que se han llevado a cabo desde finales de 2018. Además, el proyecto también ha dado voz al alumnado de 5º y 6º de primaria del Colegio Público del barrio, Ángel Escoriaza. En total, según las cifras que baraja Moreno, cerca de un centenar de personas participaron en el proceso presencial; más de 220 en el telemático; y alrededor de 40 alumnos contribuyeron con sus propuestas.

Patrimonio, sostenibilidad y participación

Las ‘ideas fuerza’ que recoge el libro se centran en el patrimonio del barrio, su sostenibilidad y la importancia de seguir fomentando la participación entre sus vecinos, aunque también se han señalado otras cuestiones más concretas, como la de mejorar la comunicación de La Cartuja con la capital aragonesa. “Existen ciertas dificultades a consecuencia de la rotonda del cuarto cinturón. Hay mucho tráfico debido a los polígonos cercanos y hay que abordar esa problemática con las distintas administraciones”, señalan desde la asociación.

“Queremos que La Cartuja Baja sea un barrio sostenible, que el transporte, las relaciones, y el desarrollo tengan en cuenta el medio en el que vivimos, cerca del río y de los Galachos de La Alfranca”, apunta Moreno sobre cómo se imaginan quienes viven en el barrio su futuro. Apuestan también por potenciar el carácter integrador de la zona y la participación, “para que su desarrollo sea decidido por los vecinos” y por el crecimiento urbanístico controlado. De hecho, el próximo miércoles 19 de junio se presentará en el Edificio de la Portería ‘La realidad sobre la participación en el barrio de La Cartuja Baja’, un trabajo realizado por alumnas de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo de la Universidad de Zaragoza.

‘Imagina La Cartuja’ también hace especial hincapié en sus valores patrimoniales, artísticos y naturales, y abogan por promover su difusión e iniciar acciones de carácter turístico. De hecho, desde la alcaldía manifiestan la intención de poner en marcha un órgano gestor que se encargue de ello. “Tenemos la idea de crear una fundación para difundir todo el patrimonio histórico y artístico de La Cartuja”, comenta José María Lasaosa, alcalde del barrio, que ha destacado el gran trabajo previo de documentación llevado a cabo por la asociación de vecinos. “El resultado de ello es este libro, y la idea es que sirva como referencia para trabajar a lo largo de los próximos años”, concluye Lasaosa.

Etiquetas
Comentarios