Zaragoza

ELECCIONES MUNICIPALES

El alcalde de La Muela, un enamorado del rock y del rap

Adrián Tello, ingeniero técnico forestal, tiene 34 años y está soltero. Entró como concejal en 2011 y es su segundo mandato al frente del Ayuntamiento.

Adrián Tello, en el salón de plenos del ayuntamiento de La Muela.
Adrián Tello, en el salón de plenos del ayuntamiento de La Muela.
Aránzazu Navarro

Adrián Tello Gimeno entró en la alcaldía de La Muela en 2015 con el ánimo de cambiar su pueblo, en el que siempre ha vivido, al igual que sus padres y abuelos. "Cuando llegué la situación del Ayuntamiento era muy complicada", recuerda. Sus primeras gestiones, que le absorbieron todo su tiempo libre, fueron tratar de reducir los embargos y deudas con proveedores o con distintas instituciones, como la comarca de Valdejalón, el Gobierno de Aragón o Hacienda, así como hacer frente a varias sentencias judiciales.

Hoy, con un Consistorio que tiene más dinero en las cuentas bancarias (8.000.000 €) que deuda municipal (6,9 millones), encara un nuevo mandato con el apoyo del 43,26% de los electores (la población total ronda los 5.500 habitantes).

Tiene 34 años y está soltero y sin hijos. Es ingeniero técnico forestal por la Universidad de Valladolid y antes de dedicarse a la política trabajó en Sodemasa. Empezó su andadura como concejal en 2011, con 26 años: "Vimos cosas que no nos gustaban y decidí que era el momento de una mayor implicación". Previamente se había afiliado a CHA, en 2004.

"Me gusta mucho ir a conciertos de música y me apasiona el rock y el rap". Una afición muy diferente a su trabajo diario en su despacho de alcaldía, que le permite desconectar y evadirse de los asuntos del Ayuntamiento, porque "hay que salir de este círculo cuando te implicas con tanta intensidad". También se declara un apasionado de los deportes, como baloncesto y ciclismo, que le gusta ver en televisión.

No dudó en volver a ostentar la vara de mando municipal: "Lo primero que tienes que tener claro es que gobiernas para quien te vota y para quien no. Hay que tener templanza a la hora de enfrentarse a situaciones complicadas.Te viene un problema detrás de otro y hay que tener serenidad de saber gestionar momentos complicados".

Etiquetas
Comentarios