Zaragoza

sucesos en zaragoza

La joven a la que su exnovio quiso degollar en Miralbueno revive el ataque ante el juez

La víctima, de 23 años, y el conductor de autobús que le salvó la vida declararon ayer en el juzgado por los hechos ocurridos el pasado 6 de mayo en Zaragoza

Agresión en Miralbueno
El intento de homicidio se produjo en el interior de este coche, el pasado 5 de mayo.
Oliver Duch

Un mes y ocho días después de estar a punto de morir degollada por quien había sido su pareja durante dos años, la víctima del homicidio frustrado de Miralbueno compareció ayer ante el juez que instruye el caso para contarle lo que ocurrido aquella aciaga tarde. Como explicó después su abogada, Mercedes Octavio de Toledo, fue una declaración «larga y emotiva». Y no es de extrañar, ya que su exnovio, Fabio C., de 34 años, le cortó el cuello con un cúter y la joven, de 23 años, habría muerto desangrada de no ser por la providencial intervención de un chófer de la línea 53, que al ver lo que ocurría detuvo el autobús que conducía y acudió presto en su ayuda.

El agresor, en prisión provisional por tentativa de homicidio, hirió a la chica en el cuello, la espalda y el pecho. Por suerte, el filo del cúter rozó pero no llegó a tocar ninguna arteria importante, por lo que la recuperación física de la paciente fue más rápida de lo esperado. Algo más tardarán en ‘cicatrizar’ las heridas psicológicas de un ataque que conmovió tanto a los vecinos de Miralbueno, donde se produjeron los hechos, como a los de Garrapinillos, donde reside la víctima.

Además del relato de la joven, el juez pudo escuchar ayer el de Manuel Izaguerri, el chófer de 58 años que le salvó la vida al acercarse al coche donde la estaban apuñalando y tirar de ella para sacarla fuera. «Cogí fuerzas de no sé dónde, la cogí por las piernas y la saqué hacia la calzada», contó en su día el testigo. El conductor de Avanza permaneció junto a la chica hasta que llegaron los sanitarios y la Policía. Mientras, varios vecinos se acercaron hasta el lugar del ataque, inmovilizaron y desarmaron al agresor.

A raíz de estos hechos, la víctima y su rescatador han entablado una gran amistad. Como el mismo recordaba a la salida del juzgado, este pasado sábado ambos fueron homenajeados durante las fiestas de Garrapinillos.

Etiquetas
Comentarios