Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La prórroga presupuestaria provoca en los cinco primeros meses un desplome inversor del 25%

Solo se han gastado en obras 8,7 millones de euros, frente a los 11,6 del año pasado.

AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA  / PLAZA DEL PILAR / 17/10/2012 / FOTO : OLIVER DUCH
El Ayuntamiento de Zaragoza, en la plaza del Pilar.
Oliver Duch

La falta de un acuerdo presupuestario está pasando factura a la ejecución de las inversiones en Zaragoza. Hasta el pasado mes de mayo, el Ayuntamiento solo pudo gastar en inversiones 8,7 millones de los 68,6 previstos en el presupuesto prorrogado, lo que supone un desplome del 25% respecto a las cifras del año pasado. En los cinco primeros meses de 2018, un ejercicio que se cerró con unos datos mínimos de inversión, el Ayuntamiento gastó en obras un total de 11,6 millones de euros.

A la espera de que el gobierno que salga de la sesión de investidura de mañana presente un nuevo presupuesto, si es que decide hacerlo, las previsiones no son optimistas. La falta de acuerdo entre ZEC, PSOE y CHA impidieron el pasado mes de marzo que empezara a gestionarse un nuevo presupuesto en 2019.

Se tuvo que mantener el prorrogado, que contempla 68,6 millones para atender las obras que venían del ejercicio anterior así como los compromisos urgentes. A la falta de presupuesto se ha sumado la parálisis política del proceso electoral y el hecho de que el gobierno de ZEC estaba en minoría y sin opciones de acuerdo con la oposición.

La única excepción a esta baja ejecución de obras es la reforma del Mercado Central, un proyecto que comenzó en 2018 y que finalizará en los próximos meses. De los 8,2 millones previstos para este año, ya se han ejecutado 2,2 millones, la cuarta parte de todo lo invertido hasta mayo.

Obras fuera de juego

El presupuesto prorrogado dejó proyectos fuera de juego, como la prolongación de la avenida de Tenor Fleta (1,5 millones), la Imprenta Blasco (350.000) o el campo de fútbol de Ranillas (512.467). Otras partidas, como las reformas del albergue, quedaron seriamente recortadas por no haberse aprobado las cuentas.

Pero pese a esta circunstancia, algunas obras sí que se incluyeron. Es el caso de la avenida de Cataluña, que contaba con 600.000 euros para este año. El alcalde en funciones, Pedro Santisteve, llegó a ‘inaugurar’ la cesión de la vía dos días antes de las elecciones municipales. Sin embargo, la realidad es que hasta mayo el Consistorio zaragozano no se ha gastado ni un solo euro.

El presupuesto prorrogado incluyó varias reformas de calles en barrios, algunas tan demandadas como la de Matheu, en el Arrabal. De los 300.000 euros previstos, el Ayuntamiento no ha desembolsado ninguno. Lo mismo ocurre con la calle de Hayedo (350.000 euros), Santiago Lapuente (300.000) o Jardín de Alá (100.000). La partida de la operación asfalto, que solo dispone de una cantidad mínima de 22.000 euros, también está sin tocar.

Presupuestos participativos

De los presupuestos participativos, con tres partidas que suman 6,2 millones, solo se han gastado 105.629 euros. Tampoco avanzan desde el punto de vista de la contabilidad municipal la ejecución de los 360.000 euros para la creación de supermanzanas o los 400.000 anunciados para el mantenimiento de los grupos de viviendas sindicales.

Con las cifras de mayo, el panorama de cara a la segunda parte del ejercicio no es alentadora. En primer lugar porque el desplome inversor se produce en comparación a un presupuesto cuya ejecución de nuevas obras fue extremadamente bajo. En 2018, de 92,7 millones anunciados, no se ejecutaron 44, lo que supone que casi un 48% de las partidas para obras acabaron en el cajón. Fueron las peores cifras desde que Pedro Santisteve se hizo con la alcaldía de Zaragoza en 2015.

El problema se agrava porque el presupuesto prorrogado reserva unas cifras inferiores para inversión y porque ahora habrá un cambio de gobierno que dificultará aún más la gestión de las obras. Aunque el nuevo gobierno apruebe en julio las cuentas, el pleno no le dará luz verde al menos hasta septiembre, con solo tres meses para remontar.

Etiquetas
Comentarios