Despliega el menú
Zaragoza

CINCO VILLAS

Localizan una gran falla que causó las grietas que amenazan la iglesia de San Gil de Luna

Los trabajos de consolidación de este templo románico han dejado al descubierto el problema.

Imagen de la gran falla que afecta a la estabilidad de la iglesia.
Imagen de la gran falla que afecta a la estabilidad de la iglesia.
Noeli Barceló

Los trabajos de consolidación de la iglesia de San Gil en Luna han dejado al descubierto la existencia de una gran falla de 20 metros de longitud. La abertura es perpendicular a la nave del templo, considerado como un ejemplo único de la arquitectura tardorrománica, y todo parece indicar que era la causa de las grietas que amenazaban la estabilidad del edificio.

El equipo técnico que participa en el proyecto la ha bautizado ya como la falla de San Gil, considerando sus dimensiones. La localización ha sido posible gracias al trabajo del descubrimiento de la roca sobre la que se asienta la iglesia para realizar los trabajos de micropilotaje dirigidos a asentar el terreno. "Consiste en perforar las capas de roca y arcilla y meter unos tubos y hormigón con lo que se consigue coser el terreno y asegurar las capas del suelo", explica José Miguel Pinilla, arquitecto que dirige los trabajos. En total, se colocarán 50 micropilotes a una profundidad de 12 metros. El proyecto considera un informe realizado en 2007 por la Cátedra de Petrología de la Escuela de Minas de Madrid sobre la naturaleza del suelo sobre el que ese construyó: "El terreno es una especie de milhojas con capas de arenisca intercaladas con arcillas muy sensibles al agua y que se lavan. Las filtraciones afectan a las arcillas y se desestabilizan porque las rocas de encima se vuelven inestables". Esa es la causa del movimiento de la iglesia. El proyecto estará finalizado en dos meses. Además de consolidar y eliminar humedades, contempla también la restauración de las columnas en el presbiterio, en el interior en la nave. Además, se sellarán las grietas de la cubierta. La inversión ascenderá a 100.000 euros y cuenta con ayudas procedentes de la Diputación de Zaragoza. Quedarán pendientes trabajos de restauración en el interior y exterior, levantar un nuevo acceso o diseñar una pasarela por encima de los restos para poder entrar en la iglesia. Además, el Ayuntamiento tiene prevista una ayuda de la empresa Enhel, promotora de un parque eólico, que se destinará a la adecuación del entorno. La solución a los problemas de estabilidad de San Gil representa una gran alegría tanto para el Ayuntamiento de Luna como para la asociación Banzo Azcón, que desde hace años han venido denunciando la situación y buscando financiación para sacar adelante el proyecto.

Necrópolis medieval

La retirada de la tierra del entorno de San Gil dejó al descubierto la existencia de numerosas tumbas de la necrópolis medieval, algunas excavadas en la roca, antropomorfas, y otras en la tierra y delimitadas por losas. La arqueóloga Carmen Marín se encargara de la excavación de la necrópolis una vez finalizados los trabajos de consolidación. Mientras, las tumbas permanecen protegidas. El Ayuntamiento de Luna estudia la posibilidad de organizar una campo de trabajo durante el próximo mes de agosto.

La existencia de la fractura del terreno ya condicionó la construcción de San Gil. El experto en románico Antonio García Omedes autor de una guía sobre esta iglesia, considera que el descubrimiento del problema hizo que la construcción se detuviera y que se reanudara después y que se redujeran en un tramo las dimensiones originales previstas. Considera, además, que tampoco el tímpano se acabó de esculpir, motivo por el que aparece "repicado y sin trabajar".

Algunos especialistas se han referido a la iglesia de San Gil de Luna como ‘la Capilla Sixtina del Románico de las Cinco Villas’. Para García Omedes, se trata de "un edificio excepcional". Se levantó en 1166, fue consagrado en 1170 y está dedicado a dos santos provenzales (San Gil y San Ginés). Sirvió como ejemplo para la edificación de otros templos del entorno, como Santa María y San Salvador en Ejea.

Etiquetas
Comentarios