Despliega el menú
Zaragoza

El hospital Clínico tendrá una nueva lavandería dotada con la última tecnología

El importe del contrato asciende a 6,1 millones de euros (más IVA), distribuidos a lo largo de un periodo de 12 años.

La lavandería del Clínico
La lavandería del Clínico.
José Miguel Marco

El hospital Clínico Universitario Lozano Blesa ha comenzado los trabajos de adecuación y acondicionamiento de su nueva lavandería. Esta semana ha empezado el desmontaje de las viejas instalaciones, una vez firmado el contrato con las empresas adjudicatarias del contrato para la instalación de un nuevo servicio innovador e inteligente de lavandería y lencería (proyecto SIGLA), Girbau y la Fábrica del Sofware.

Este contrato ha sido el fruto final de un largo procedimiento de Compra Pública de Innovación (CPI) que se inició en junio de 2017. Las empresas adjudicatarias cuentan con un plazo inicial de 4-6 meses para la adecuación de los espacios, instalación de los equipamientos y sistemas necesarios para realizar el servicio de lavado, secado y planchado, entre otras prestaciones, así como su almacenamiento y dispensación automática en el área de lencería general y áreas quirúrgicas.

Mientras duran los trabajos, la ropa del hospital Clínico será lavada por personal del propio centro en la lavandería del hospital Universitario Miguel Servet. En el hospital Clínico se ha formado un grupo multidisciplinar con participación de trabajadores de la Lavandería y Lencería, Hostelería, Ingeniería y Mantenimiento, representantes de la Junta de Personal y de la Dirección del centro para compartir información y gestionar los problemas que pudieran ir surgiendo en esa fase.

El proyecto va a conllevar un adelanto sustancial en las condiciones de trabajo del personal, a través de la mejora de la ergonomía de los puestos de trabajo, y en la huella ecológica del hospital, por la reducción de consumos energéticos y de agua.

Un contrato de 12 años

El importe del contrato asciende a 6,1 millones de euros (más IVA), distribuidos a lo largo de un periodo de 12 años, entre los años 2019 a 2031 y el objetivo del mismo es obtener un sistema integral de lavandería y lencería que permita, aprovechando los espacios existentes y optimizando los equipamientos y los procesos, una mejora sensible del servicio.

De este modo, el contrato incluye la adecuación completa de las instalaciones con la renovación total del equipamiento necesario para realizar el lavado de toda la ropa hospitalaria y la dispensación de la uniformidad a los trabajadores.

La lavandería seguirá siendo gestionada y dirigida por personal propio del hospital Clínico, de modo que las labores de la adjudicataria quedan reducidas al suministro, mantenimiento y renovación de la maquinaria.

El servicio se retribuirá al adjudicatario por unidades -kilo de ropa lavada y prenda dispensada automáticamente-, de modo que se pagará por los resultados obtenidos a lo largo del tiempo (PPU modo "pay per use").

Más de 1.500.000 kilos de ropa al año

La lavandería del Clínico dará servicio a los centros del sector Zaragoza III, en el que trabajan 5.200 personas y se ubican 980 camas de hospitalización, además de consultas, áreas destinadas a urgencias, hospital de día y tratamientos ambulantes.

Con una superficie de 980 metros cuadrados, se puso en marcha en 1974. Con el nuevo sistema, se obtendrá una producción de lavado de 1.564.000 kilos al año, frente los 1.300.000 kilos actuales y una dispensación automática de 292.000 prendas al año, utilizando máquinas dispensadoras, 24 horas al día 7 días a la semana, que utilizarán tecnología RFID para la identificación de las prendas.

Además de la innovación tecnológica, mejora de las condiciones de trabajo y reducción de riesgos inherentes a esta actividad, con la nueva adjudicación se reducirán los actuales costes totales de este servicio, gracias a una mayor eficiencia, capacidad y automatización de una parte de las instalaciones, así como una mejora en la disponibilidad de prendas limpias para entregar en horario ininterrumpido.

Por este motivo, los adjudicatarios deberán garantizar la renovación y actualización de las instalaciones, cuyo coste se estima en 3 millones de euros, así como la incorporación de nuevas tecnologías que puedan surgir durante la vigencia del contrato.

Respaldo de la Unión Europea

El proceso de Compra Pública de Innovación se inició con una primera consulta preliminar al mercado, que se realizó en julio de 2017. Asimismo, el proyecto, denominado SIGLA, ha hecho posible que el Clínico sea la primera entidad pública sanitaria de Europa en recibir el reconocimiento y apoyo de la EAFIP (European Assistance for Innovation Procurement), organismo dependiente de la Comisión Europea.

El reconocimiento, además de ser una demostración del respaldo otorgado por la Comisión Europea a este proyecto y a los procesos de compra pública de innovación, ha permitido al hospital recibir asesoramiento técnico en el diseño y puesta en marcha de la licitación, incluyendo reuniones individuales, asistencia, orientación práctica y apoyo legal, lo que ha permitido optimizar el diseño y el lanzamiento de la licitación.

La compra por CPI es una apuesta para la mejora de los servicios públicos de la mano de las empresas, que son quienes conocen en profundidad los procesos y últimas tecnologías en la materia, de modo que se produce un incentivo mutuo en todo el desarrollo del contrato, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Etiquetas
Comentarios