Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Doce detenidos por falsedad documental y contra la Ley Extranjería en Ricla

Diez de los detenidos son extranjeros que trabajaban de forma ilegal en una finca hortofrutícula de la zona, los otros dos son los encargados de su contratación.  

Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional.
Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional.
R. G.

Agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional de Zaragoza han detenido a doce personas en una operación contra la falsedad documental e infracción a la Ley de Extranjería llevada a cabo en una finca de Ricla.

Los detenidos son diez personas de origen subsahariano y dos encargados de la contratación que han sido arrestados por negligencia en la comprobación de documentos, han informado fuentes de la Jefaturas Superior de Policía de Aragón.

La investigación comenzó por unas quejas relativas a la posible existencia de irregularidades en la contratación de una finca de Ricla dedicada a la recolecta de la cereza y el albaricoque.

En el dispositivo establecido el pasado 4 de junio, formado por agentes de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional y funcionarios de Inspección de Trabajo, se controlaron tres grupos de temporeros de distintas Empresas de Empleo Temporal, cada uno de ellos formado por unas 30 personas de diferentes nacionalidades.

Y se comprobó que una ETT tenía un listado de contratados de origen subsahariano que habían empezado a trabajar identificándose con la fotocopia del NIE de otra persona.

Una serie de comprobaciones determinaron que eran suplantadores de esa identidad, por lo que fueron detenidos todos ellos por un delito de falsedad documental recogido en el artículo 400 bis del Código Penal.

Los encargados de esas contrataciones, representantes de una ETT y que en el momento de la Inspección aportaron la documentación que les habían presentado los trabajadores, fueron detenidos posteriormente y citados en dependencias policiales porque no habían requerido la documentación original y habían aceptado la mera fotocopia del documento para empezar a trabajar.

No se atendía, por lo tanto, ni a sus derechos de cotización por accidente, alta en la seguridad social, vacaciones ni retribuciones básicas por desempleo al no tratarse de las verdaderas personas con permiso de trabajo en España.

La Inspección de Trabajo realizó además comprobaciones de las altas en la Seguridad Social, faltando a este trámite varios de los trabajadores que allí se encontraban.

Etiquetas
Comentarios