Despliega el menú
Zaragoza

comunidad de calatayud

Batalla biológica a pequeña escala contra las plagas

El arbolado de Calatayud es banco de pruebas durante estos días de la lucha contra algunos insectos en un intento de reducir los productos fitosanitarios.

El arbolado de Calatayud es banco de pruebas durante estos días de la lucha contra algunos insectos en un intento de reducir los productos fitosanitarios.
Juan Antonio León Santos, con una muestra de los insectos que se usan en Calatayud.
Jorge Zorraquín | JMACIPE

Sus nombres son ‘Anthocoris nemoralis’ y ‘Aphidius colemani’. Son dos variedades de insectos y también son los nuevos ‘jardineros’ de Calatayud. El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento bilbilitano y Valoriza, la actual empresa concesionaria del mantenimiento de zonas verdes, se han embarcado en un plan de lucha biológica para el control de las plagas a pequeña escala. Así, estas especies se van introduciendo de forma controlada a través de unas peculiares bases de operaciones: unas cajitas de cartón de cinco centímetros de ancho por seis de alto que se cuelgan de las ramas de los árboles.

"Se deja una caja cada árbol o cada dos con 10 o 14 animales en cada una" desgrana Juan Antonio León Santos, jefe de servicio de Valoriza Servicios Medio Ambientales. "El ‘Anthocoris nemoralis’ se usa para la psila del cercis, que es una plaga que produce melaza y lo mancha todo, y para el pulgón, y el ‘Aphidius colemani’, que es para pulgón, tiene un efecto parecido" argumenta.

En este sentido, explica que "no causan un daño excesivo al árbol, pero sí que producen manchas, ensucian el suelo o los coches e incomodan". Esta medida se toma en pleno debate en el seno de la Unión Europea sobre el uso de los fitosanitarios y el efecto de estos productos sobre la población humana y su entorno. "La legislación europea va encaminada a la reducción de los químicos dentro de las ciudades y la normativa española va en el mismo sentido" reconoce León.

Asume: "Nos han dejado sin productos para tratar las plagas y por lo tanto hay que ponernos a buscar alternativas y soluciones". Los ‘Aphidius colemani’ se encargarán del paseo de Sixto Celorrio, calle del Doctor Fleming, plaza de Joaquín Costa, plaza del Alcalde José Galindo y plaza de Marcial y los ‘Anthocoris nemoralis’ se despliegan por la avenida San Juan el Real, paseo Sixto Celorrio con Santander Mediterráneo y el paseo Cortes de Aragón.

"Vamos a aplicarlos dos o tres semanas seguidas donde veamos que es necesario e iremos analizando los resultados" explica el responsable técnico del servicio. En su caso, asume que "la efectividad del tratamiento con bichos es limitada" y que aunque hay experiencias en otras ciudades "no se pueden extrapolar por la diferencia de temperaturas, entre otros factores". Por lo tanto este proyecto es una experiencia piloto: "Se controlarán parámetros como la evolución de la plaga y el número de insectos que se han introducido para ver si se está produciendo el beneficio. Después, iremos adaptando la dosis".

Estas técnicas se introducen en primavera, época de apogeo de las plagas. León reconoce que "en agricultura ecológica ya se están utilizando y en Calatayud hay cooperativas que usan estos insectos para las plagas del peral".

De hecho, esta lucha biológica se extiende a otros ámbitos. Hace unos días la Asociación Somos Maluenda y la Asociación de Fruticultores Ecológicos de la Comarca de Calatayud organizaron unas jornadas para explicar el papel de los murciélagos para controlar las plagas en frutales y hortales, donde se construyeron casetas para favorecer el anidamiento de los famosos quirópteros.

La concejal de Medio Ambiente de Calatayud en funciones, Esther Herrero, indica: "Queremos concienciar a la ciudadanía de los cambios que se producirán al dejar de usar estos productos y, poco a poco, ser una ciudad libre de pesticidas". "La medida se incluye dentro del contrato de concesión en vigor" detalla.

Etiquetas
Comentarios