Zaragoza

zaragoza

Giro en el caso del ataque con ácido en Caspe: detenida la cuñada del menor agredido y el tío de esta

José G., conocido como el Recortao, y su sobrina, que era la mujer del hermano del agredido, ingresarán en prisión. Otra persona fue detenida por encubrimiento. 

Momento en el que los detenidos han sido trasladado al juzgado.
Momento en el que los detenidos han sido trasladado al juzgado.
M. C. Ribó

Un hombre y una mujer, miembros de la misma familia, fueron detenidos este miércoles en Caspe por su presunta relación con el ataque con ácido a Kamal M., el joven de 17 años que continúa hospitalizado por las gravísimas quemaduras sufridas en la cara y el cuerpo el pasado 3 de mayo. 

Según fuentes cercanas a la investigación, Sara G. C. es la mujer del hermano mayor del joven agredido; mientras que él sería su tío, José G. C., apodado el Recortao. El juez del juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Caspe ha dictado prisión provisional comunicada y sin fianza para ambos. Se les considera posibles autores de un delito de tentativa de asesinato, organización criminal y amenazas graves.

La Guardia Civil también ha confirmado la detención de otra mujer este miércoles, a la que se le acusa de un delito de encubrimiento del asesinato en grado de tentativa. 

Estos arrestos se producen tres semanas después de que la Guardia Civil identificara y detuviera en Zaragoza a Aitor G. G., de 37 años, como presunto autor material del ataque con ácido. Aunque el caso permanece bajo secreto de sumario, trascendió que este hombre vivía en la indigencia y habría aceptado tirar ácido a la cara del adolescente a cambio de dinero.

La razones del suceso

Este terrible suceso tuvo su inicio tras la ruptura sentimental entre Sara y Yahya, siendo éste el hermano del menor agredido. Tras dicha ruptura, el varón se trasladó a residir a Alemania y desde entonces, su expareja y un tío de ésta (José) intentaron por todos medios que esta persona regresase a la ciudad caspolina, llegando incluso a trasladarse a dicho país con la intención de localizarlo.

Según explicó a HERALDO su esposa tras producirse la agresión, Yahya se marchó por las deudas contraídas con otras personas, las cuales llegaron a amenazarla incluso a ella. Antes de marcharse a Alemania, la pareja estuvo viviendo en un piso ocupado de la casa donde este miércoles se produjeron las detenciones.

Tras no conseguir localizarlo, tío y sobrina dieron un ultimátum a la familia de su expareja para que volviese, amenazando de causar daño físico a alguno de sus familiares en caso contrario. Al pasar los días y no regresar, estas dos personas cumplieron sus amenazas y contrataron a un tercero, para que llevase a cabo la agresión con ácido al menor. Un autor material, conocido del ahora detenido, al que trasladaron hasta Caspe y facilitaron el ácido para cometer el hecho, a cambio de una suma de dinero y sustancias estupefacientes.

Un plan premeditado, por los ahora detenidos, en el que estaba implicada una tercera persona. Una mujer que trabajaba para ellos y encargada del cuidado de uno de sus familiares, que era conocedora de toda esta planificación y que incluso llegó a asegurarse de que el día que ocurrieron los hechos, el menor agredido asistiera a clase para poder llevar a efecto la agresión. Persona que no había comunicado nada a la Guardia Civil porque había sido amenaza con sufrir daños personales en caso de hacerlo.

El ataque se produjo el pasado 3 de mayo. El joven había salido a las 14.30 del instituto Mar de Aragón, donde estudiaba con buenas notas. Cuando estaba a punto de llegar a su casa, en la calle de Garía, un hombre que ocultaba su rostro con una capucha le lanzó líquido corrosivo a la cara.

Una semana después, unos dos mil caspolinos se manifestaron en apoyo al joven herido y a su familia, una masiva concentración sin precedentes que congregó a vecinos de todas las edades, etnias y razas unidos por el lema: Todos somos Kamal. 

La investigación judicial sigue abierta y a la espera de que el joven reciba el alta médica para poder tomarle declaración.

Etiquetas
Comentarios