Zaragoza

Zaragoza

De bache en bache en la avenida de Madrid

Varios vecinos denunciaron a través de las redes sociales la presencia de un socavón peligroso junto a la intersección con la calle Delicias y, aunque el Ayuntamiento ya lo ha rellenado, todavía quedan muchos baches que reparar.

Era difícil no verlo, pero no por eso resultaba menos peligroso. Un socavón de grandes dimensiones ha puesto a prueba, durante varias semanas, a los peatones que cruzaban el paso de cebra que hay entre la avenida de Madrid y la calle Delicias. El asfalto, que fue levantándose progresivamente, dejó al descubierto la capa de tierra y piedras inferior, y los vecinos señalaron que conllevaba un gran riesgo para todos aquellos que caminaban por ahí.

“Eso no se hace en un día ni en dos”, señala un ciudadano que utilizó las redes sociales para difundir imágenes de la grieta y pedir soluciones al Ayuntamiento de Zaragoza. No fue el único que lo hizo y parece que las quejas vecinales han surtido efecto, porque esta semana ya no había rastro del hundimiento, que se ha parcheado para evitar cualquier tipo de incidente.

El socavón estaba situado en el carril bus, sentido plaza de la Ciudadanía, y dadas sus dimensiones y su ubicación, al final de un paso de cebra, suponía un riesgo tanto para peatones como para conductores. Y no solo por los tropezones, sino por la posibilidad de que la gravilla, proyectada por las ruedas de algún autobús, hiciera daño a algún viandante. “Si le da a un conductor en la luna o a un motorista en el casco, pues mira, pero si le da a un peatón puede hacerle mucho daño”, apunta el vecino que colgó las fotos en internet. Además, advierte de que si el agujero se hubiera formado en un carril convencional por el que circularan otros vehículos, además de autobuses, podría haber resultado “una trampa mortal” para motoristas.

Lo cierto es que, pese al arreglo de este socavón, los vecinos creen que todavía quedan muchos otros tramos del carril bus de la avenida de Madrid que necesitan una intervención. “La parte mala va desde un poco antes del comienzo de la calle Barcelona hasta el cruce con la avenida de Navarra”, señalan. Denuncian que ese trecho es una sucesión constante de baches y huecos sobre el asfalto y piden una solución definitiva, ya que creen que las actuaciones que se han hecho hasta el momento son provisionales. “Lo que hacen es poner parches de gravilla. Lo que tienen que hacer es cortar el tráfico, levantarlo todo y volver a asfaltar”, comenta el vecino de Delicias, que piensa que el relleno del socavón “es una chapuza que se levantará en dos meses”.

"La gente nos dice que de los botes parece que vayan a salir por el techo del autobús"

Desde la Asociación de Vecinos Manuel Viola de Delicias aseguran ser conocedores de la problemática de la avenida, y dicen haber recibido “unas cuantas quejas al respecto”. De hecho, ellos mismos tramitaron un escrito al consistorio en el que pedían el arreglo del bache cercano al mercado.

“La gente nos dice que de los botes parece que vayan a salir por el techo del autobús”, afirma José Luis Zúñiga, presidente del colectivo vecinal. Zúñiga admite que la mayoría de las calles del barrio “están decentes, aunque en algunas zonas falla el alumbrado”, pero insiste en que tanto la avenida de Madrid como la de Navarra necesitan un arreglo.

Los vecinos de esta última vía se constituyeron hace escasamente unos meses como asociación para tratar de impulsar la reforma integral de la avenida de Navarra y sus aceras, algo que llevan décadas demandando.

Manuel Alonso, presidente de la Asociación de Vecinos avenida de Navarra, asegura que siguen contactando con residentes de la zona para que se sumen a la causa, pero reconoce que hay “cierto malestar” entre ellos por el retraso de las obras de reforma de la acera impar entre las calles Rioja y Torres de Quevedo, que deberían haber empezado hace tres meses y que todavía no se han ejecutado. “La última información que tuvimos por parte del coordinador de la Comisión de Urbanismo de la Junta de Distrito de la Almozara fue que los técnicos, al intentar ejecutar esa partida, se dieron cuenta de que se tenía que hacer una adecuación de la parte interior de la acera y el coste iba a ser mayor”, apunta.

Una vez que los grupos políticos del Ayuntamiento estén definidos, Alonso afirma que volverán a ponerse en contacto con ellos para reafirmar su compromiso con el arreglo de las aceras. “Hablaremos con ellos para que se lleve a cabo el seguimiento que se comprometieron a hacer del asunto cuando nos reunimos antes de las elecciones”, concluye.

Etiquetas
Comentarios