Despliega el menú
Zaragoza

tarazona y el moncayo

El antiguo convento de las Concepcionistas de Tarazona sale a subasta por 2,6 millones

El recinto del siglo XVI está vacío desde que se fueron las religiosas en 2001.

El conjunto está formado por un templo y varios edificios adosados en torno a un patio central.
El conjunto está formado por un templo y varios edificios adosados en torno a un patio central.
Nora Bermejo

El antiguo convento de las Concepcionistas en Tarazona ha salido a subasta por un importe que supera los 2,6 millones de euros. Este inmueble, catalogado como Bien del Patrimonio Cultural Aragonés desde 2002, permanece abandonado desde que las religiosas se fueran en el año 2001.

El convento data de mediados del siglo XVI, y el conjunto está formado por el templo y varios edificios adosados en torno a un patio central, edificados ya en el siglo XX. En total, hay 4.000 metros cuadrados construidos y otros 12.000 metros de superficie de huertas en diferentes niveles.

Las dependencias del antiguo convento y las huertas fueron vendidas, mientras que la iglesia y la torre mudéjar siguen perteneciendo al Obispado de Tarazona, que ha declinado hacer declaraciones ya que "son cuestiones privadas que no tienen nada que ver con el Obispado".

En enero de 2004, las instalaciones que ahora salen a subasta fueron adquiridas por la sociedad Eurourban Siglo XXI. Los responsables esperaron varios años a que se modificase el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para poder cambiar los usos de estos espacios, pero como la renovación del PGOU se dilató en el tiempo y sigue sin aprobarse definitivamente, los propietarios optaron por solicitar una modificación parcial que fue aprobada en un pleno extraordinario a finales de 2012.

Tras barajar diferentes opciones, como un espacio hotelero, optaron en ese momento por una residencia para enfermos de alzhéimer ante la escasez de plazas en Aragón y algunas viviendas. Era un proyecto en el que había que invertir entre cuatro y cinco millones de euros en rehabilitación y urbanismo. La residencia tendría capacidad para hasta un centenar de personas y podría generar prácticamente los mismos puestos de trabajo.

La sociedad negoció con el Ayuntamiento acuerdos de compensación. "Se exigió dotar con una zona de aparcamiento al barrio de San Miguel cerca de la plaza La Laguna, desarrollar una calle para mejorar las conexiones, y el acceso peatonal desde San Niñer hasta la plaza con alguna solución para eliminar el desnivel existente", recuerda Luis José Arrechea, teniente de alcalde en funciones.

La propiedad presentó en el Ayuntamiento un Plan Parcial para desarrollar las disposiciones aprobadas en la modificación del PGOU, pero aunque hubo conversaciones con los técnicos, nunca llegó a aprobarse. "El que adquiera estos terrenos tiene que cumplir con el plan general urbano, pero podría modificar la distribución de los usos al no estar aprobado el Plan Parcial del proyecto, y desarrollar las indicaciones dispuestas en el PGOU de otra manera", señala Arrechea.

Visitas a la torre

Durante estos años desde que la sociedad adquirió el convento y las huertas, incluso se llegó a hablar de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento, el Obispado y la Fundación Tarazona Monumental para abrir parte del convento a las visitas guiadas y añadirlo a la oferta turística de la capital de la comarca de Tarazona y el Moncayo.

La torre de la Concepción, propiedad del Obispado, no tiene paso directo desde la iglesia, y solo se puede acceder a ella a través de la antigua muralla de la ciudad y recorriendo un pasillo del convento de Eurourban Siglo XXI.

Todo este gran proyecto social, que además evitaba la ruina del edificio y ampliaba los espacios verdes en la zona, esperaba abrir sus puertas en el verano de 2016. Sin embargo, la crisis terminó por enterrar esta iniciativa.

Etiquetas
Comentarios