Zaragoza

Heraldo Saludable

salud

Diseñan una app para alertar a médicos de episodios de dolor en pacientes

Esta tecnología ha sido presentada en el XVI Congreso de la Sociedad Española del Dolor que se celebra en Zaragoza.

Lumbalgia
Diseñan una app para alertar a médicos de episodios de dolor en pacientes.
Shayne (Freepik)

Un grupo de investigación de la Universidad Jaime I de Castellón ha diseñado una aplicación que monitoriza a los pacientes y alerta a los médicos cuando estos sufren episodios de dolor, una tecnología que ha sido presentada en el XVI Congreso de la Sociedad Española del Dolor que se celebra en Zaragoza.

Este viernes el congreso ha abordado las nuevas tecnologías y los tratamientos del futuro para el control del dolor con la mirada puesta en las terapias que llegarán a los pacientes en los próximos diez años.

El profesor ayudante doctor del Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec) de la Universidad Jaime I de Castellón, Carlos Suso Ribera, ha dado a conocer la app 'Monitor del Dolor' que su equipo ha desarrollado en colaboración con la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona.

Esta tecnología permite a los médicos monitorizar a sus pacientes a diario y durante el tiempo que transcurre entre consultas. Con la información que recoge la aplicación, y en función de los algoritmos que define el equipo médico, se ha diseñado un sistema de alertas para la unidad del dolor de modo que puedan realizar ajustes en el tratamiento.

"Como sociedad y como profesionales de la salud debemos luchar para que estas personas no solo vivan más, sino también mejor", ha afirmado Suso, quien insiste en la necesidad de proporcionar al paciente un tratamiento integral. Para Suso las aplicaciones móviles se integrarán en el tratamiento del dolor en los próximos años porque permiten la monitorización y la comunicación con el paciente.

El contenido de la aplicación ha sido publicado en la revista Clinical Journal of Pain.

Por su parte, el responsable de la Unidad del Dolor de la Organización Sanitaria de Álava, Enrique Bárez, ha explicado que en el último año se ha puesto en práctica una técnica para medir el dolor de forma objetiva a partir del registro de movimiento de los músculos faciales, que se procesan en el ordenador. La concordancia entre este método y el relato de los propios pacientes es del 81%, ha apuntado.

El experto ha precisado que el empleo de 'Big data' no es algo del futuro, sino del presente, y ha recomendado superar la creencia de que solo con la asistencia sanitaria se logran resultados satisfactorios.

A su juicio, la educación sanitaria, la autogestión de la enfermedad y la adecuación de expectativas y experiencias son también complementos "imprescindibles" en cualquier tratamiento.

El XVI Congreso de la Sociedad Española del Dolor se celebra hasta el 1 de junio en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios