Zaragoza

tribunales

El exdirector de una sucursal bancaria confiesa que se gastó los 72.000 € de la hipoteca de sus tíos

El acusado, que está en prisión por dos engaños anteriores a clientes, prometió devolverles el dinero, pero nunca lo hizo.

El acusado volverá al banquillo la próxima semana por otra supuesta estafa.
El acusado volverá al banquillo la próxima semana por otra supuesta estafa.
Raquel Labodía

El zaragozano José Luis García Baquerizo, de 51 años, pasó de ocupar el despacho de director de una sucursal bancaria a convertirse en un habitual de los banquillos. De hecho, sobre él pesan ya dos condenas firmes por estafa y apropiación indebida por las que está cumpliendo seis años de prisión en el centro penitenciario de Zuera. Y todo apunta a que el exbancario prolongará su estancia entre rejas, ya que este miércoles confesó un nuevo engaño por el que le piden otra condena de año y medio y tiene pendiente otro juicio la semana que viene en la Audiencia Provincial de Zaragoza.

A lo largo de todos estos procedimientos se ha venido acreditando que el encausado se aprovechó de los cargos que desempeñaba en distintas sucursales de Barclays –ahora Caixa Bank– para hacer suyos los ahorros de un buen número de clientes. Cuando fue condenado por primera vez, los magistrados llegaron a la conclusión de que José Luis García Baquerizo traicionó la confianza de 24 personas para estafarles un total de medio millón de euros.

La mayoría de los clientes eran vecinos y familiares, a los que el estafador ofrecía altos intereses (entre el 6% y el 15%) por depositar su dinero o venderles unos productos que ni siquiera existían y que el bautizó como ‘bonos de empleados Barclays’.

El banco, que lo despidió en 2011 en cuanto supo de su ilícito proceder, indemnizó a aquellos clientes a los que su trabajador engañó dándoles impresos auténticos de la entidad, pero no al resto, decisión que avaló la Audiencia al entender que deberían haber notado que esos documentos habían sido elaborados de manera burda. Sin embargo, el Supremo ordenó después indemnizar a todos.

La segunda condena le llegó en marzo de 2017, cuando José Luis García Baquerizo admitió haberse apropiado de otros 20.000 euros que le había entregado un conocido de Urrea de Jalón en 2010.

Como entonces, el encausado acudió este miércoles a la Audiencia de Zaragoza dispuesto a reconocer otra estafa. O como él lo definió, un "error". De lo que le acusan ahora es de haberse gastado los 72.000 € que le confiaron unos tíos cuando le encargaron la tramitación de una hipoteca con el banco. Sin embargo, en lugar de hacerlo, se dedicó a dilapidar todo el dinero que le habían entregado.

"Desgraciadamente, gasté el dinero. Les fallé a mis tíos y no solicité la hipoteca", confesó el miércoles el acusado ante el tribunal. La intención de los denunciantes al solicitar el crédito hipotecario era poder quedarse la vivienda que le habían embargado a su hija, prima del exbancario. Sin embargo, al ‘evaporarse’ los ahorros que habían entregado a su sobrino para sumarlos al importe del crédito, no pudieron adquirir el piso y su hija acabó en la calle.

"Yo al principio no sabía que mi padre le había estado entregando dinero a José Luis. Luego supe que cuando íbamos al hospital a ver a mi hermano, que estaba en la uci muy enfermo, él se llevaba a mi padre al cajero automático", declaró muy afectada la prima del acusado. Lo que también recordó es que este les firmó un documento reconociendo la deuda contraída con la familia. El exbancario, al que asiste la letrada Laura Vela, admitió haberlo hecho, confesión que hizo que la Fiscalía y la acusación pidieran una pena inferior.

Eso sí, no hubo acuerdo entre todas las partes porque el abogado de Barclays entiende que la entidad no puede ser condenada como responsable civil subsidiaria.

Etiquetas
Comentarios