Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Obras de pavimentación en varios distritos toman el relevo a la extensión de la ‘cota cero’

Comienzan los trabajos en la calle de Heroísmo, que se suman a los de Pignatelli y Mariano Cerezo.

Las brigadas comenzaron a levantar ayer por la mañana el firme de Heroísmo.
Las brigadas comenzaron a levantar ayer por la mañana el firme de Heroísmo.
José Miguel Marco

Se acerca el verano y los representantes de los distritos comienzan a hacer sus listas de necesidades de cara a una hipotética operación asfalto. No obstante, los últimos compases del mandato de ZEC parece que se van a guiar más por el arreglo de pavimentos y por la extensión de la política de ‘cota cero’, que comenzó con afán hace unos meses pero que tiene muchas asignaturas aún pendientes. De momento, y sin llegar a ser puramente un trabajo de poner a cota aceras y calzadas, las brigadas sí están interviniendo de forma simultánea en varias calles –sobre todo en las que aún persistían los incómodos adoquines– para mejorar el firme.

Ayer comenzaron las obras en la calle de Heroísmo, concretamente en el tramo entre Reconquista y Clavos. Los vecinos se mostraron sorprendidos por el inicio de estos trabajos y se quejaron de que no se les previno de que se les cortaría el agua. El Ayuntamiento sí había informado previamente de que en Heroísmo ha sido necesario cortar la circulación, al menos, durante las próximas tres semanas. Calculan los empleados que la mejora de la pavimentación podría estar concluida hacia mitad de junio. Esta obra estaba prevista empezarla la semana pasada pero, al final, se pospuso por motivos técnicos.

También ayer las brigadas municipales se desplazaron hasta otra zona del Casco Histórico, donde reforzaron las labores que se llevan a cabo desde hace quince días: en la calle de Pignatelli se continúa avanzando en la reforma del firme y ya se ha cubierto la intersección desde Mariano Cerezo hasta el cruce con Madre Rafols. Esta semana seguirán por la zona más cercana a Conde de Aranda, donde se está retirando la banda central de adoquines y sustituyéndola por una losa de hormigón de color granate. Esta misma operación se ha venido haciendo en los últimos años en calles como Palomeque, Cinco de Marzo, Ossau, Casta Álvarez... Lo que sí mantendrá la calle de Pignatelli es la banda lateral de adoquines, la parte peatonal más cercana a los portales, que tendrán un color crema.

¿Por qué se está llevando a cabo estos cambios? El hormigón –según explican desde Infraestructuras– aporta una mayor resistencia y ofrece también un mantenimiento más fácil y económico. Pone fin a los constantes hundimientos del firme, a las molestias vecinales y a las costosas reparaciones que asume el Ayuntamiento, sobre todo, en las calles que soportan circulación (en este caso, hay varias entradas a los garajes).

Para la próxima corporación municipal quedará la decisión de continuar o no con los planes de extender la ‘cota cero’, que ZEC inició sin consenso en Don Jaime I y no pudo llevar por cuestiones de seguridad al puente de Piedra. La intención de Santisteve era seguir con esta política, que contribuye a eliminar las barreras arquitectónicas, por las calles más céntricas de la ciudad y este mismo mes tenía previsto abordar el entorno de la plaza del Justicia. La plataforma semipeatonal se extendería por Manifestación con la intención de conectar con el Mercado Central y, en una segunda fase, alcanzaría incluso a las calles de Verónica, San Jorge, Refugio o Mayor.

Por otro lado, ayer también comenzaron obras en el paseo de Fernando El Católico, donde se tuvo que cortar momentáneamente algunos carriles de circulación para reparar cuatro arquetas de telecomunicaciones. En esta ocasión serán solo un par de días de trabajos, en el tramo comprendido entre Luis Vives y la plaza de San Francisco.

Etiquetas
Comentarios