Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los agricultores, más cerca de gestionar el agua de Lechago

Ya se han celebrado varias reuniones en Daroca para avanzar en la constitución de la junta de usuarios del pantano. La infraestructura es básica para la zona, según los regantes.

Inicio de las pruebes en el embalse de Lechago
Imagen de archivo del inicio de las pruebas de llenado en el embalse de Lechago.
Heraldo

Los agricultores de la zona del Jiloca están cada vez más cerca de constituir la junta central de usuarios del embalse de Lechago, cuya construcción acabó hace 10 años y ha completado la fase dos de carga, según ha confirmado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El dilatado proceso de puesta en marcha del pantano, levantado en el curso del río Pancrudo, está a punto de completarse y por ello, a lo largo de los últimos meses, los agricultores se han reunido varias veces en Daroca para avanzar en los estatutos de la junta.

"Tenemos tantas ganas de que nos lo entreguen que nos estamos adelantando todo lo que podemos en los trámites", resume Antonio Durán, presidente de la Comunidad de Regantes de Paracuellos de Jiloca y representante de los regantes del último tramo de este afluente del Jalón. "Nosotros sí que estamos dispuestos a asumir el canon que se nos exige", subraya Durán. A su juicio, la entrada en funcionamiento del embalse es "básica" para la comarca. "El 90% de las fincas que están yermas estarían cultivadas si estuviera en marcha", asevera.

Pero no todos los agricultores están de acuerdo con los cánones. La realidad es que hay discrepancias entre los agricultores de los tramos del Jiloca: los del curso alto se muestran más reticentes a a afrontar el canon de la CHE, una exigencia que sería algo más baja que la que pagarían los principales beneficiarios.

Desde el organismo regulador de cuenca consideran que la junta central de usuarios del embalse servirá para que los agricultores tengan representados sus intereses y sus derechos, así como para constituir "un interlocutor único" de cara a las administraciones públicas.

Pendientes de las fases 3 y 4

Según la CHE, a la puesta en carga del embalse le quedan por completar las fases 3 y 4. La más inmediata se encuentra paralizada por la existencia de una línea eléctrica que hay que trasladar. Ese plazo podría demorarse hasta 2020 e incluirse dentro del capítulo de obras complementarias.

"Ya se tendría que haber iniciado el bombeo", afirma por contra Durán. El presidente de la Comunidad de Regantes de Paracuellos de Jiloca lamenta, además, que no se hayan podido aprovechar las lluvias de los últimos meses.

En cuanto al bombeo, el sistema para trasvasar agua desde el Jiloca, la CHE explica que la conexión eléctrica "está finalizada", pero que su uso depende de la evolución del plan de puesta en carga. En un primer momento, el embalse comenzó a llenarse por gravedad desde el río Pancrudo, pero ya se contemplaba la posibilidad de la elevación de aguas.

Fuentes de la CHE puntualizan que durante tres años se han aportado caudales al Jiloca para "terminar la campaña de riegos con ciertas garantías" y que también se ha usado como vía para controlar los periodos de fuertes avenidas. Por su parte, Durán critica que el último verano, cuando se desembalsaron cerca de 0,8 hectómetros cúbicos, a ellos no les llegó nada y tuvieron que tirar de sus pozos.

Etiquetas
Comentarios