Despliega el menú
Zaragoza

especial cocinas

Aprovechar el espacio al máximo es posible

La organización es un factor fundamental para optimizar los metros disponibles del domicilio. Reducir el tamaño de los electrodomésticos o panelarlos contribuye de forma considerable a generar una sensación de amplitud,

Colocar muebles a medida y optar por dispositivos de menor tamaño ayuda a optimizar el espacio en la cocina.
Colocar muebles a medida y optar por dispositivos de menor tamaño ayuda a optimizar el espacio en la cocina.
Pixabay

El precio de la vivienda y el tamaño de los pisos hacen que haya que aprovechar al máximo los espacios. En la cocina ocurre lo mismo y mantenerla ordenada y sacarle el máximo partido a todos los rincones es fundamental en la que es una importante estancia de la vivienda. Controlar el espacio que ocupan el mobiliario y los electrodomésticos ayudará a poder encajar todo lo necesario para pasar en ella grandes momentos con familia y amigos.

Los muebles a medida son una de las soluciones que ayudarán a aprovechar mejor cada rincón de una cocina de reducidas dimensiones. El precio adicional que deberán pagar las personas que los quieran en su cocina lo ganarán en espacio a la hora de colocar platos, vasos, cazuelas y demás utensilios para cocinar. La superficie útil de esta estancia es desde el suelo hasta el techo y cada centímetro puede ser utilizado para colocar un armario, una estantería en la que guardar botes o cajones en los que meter manteles, trapos o cubiertos.

Escoger electrodomésticos de tamaño reducido es otra de las estrategias para optimizar el espacio de cualquier cocina. El frigorífico, la lavadora y el lavaplatos deben ser escogidos para cubrir las necesidades de las personas que vayan a vivir en casa, pero se pueden ganar centímetros a la cocina con una correcta elección. Panelarlos dará una sensación de mayor amplitud.

Método konmari Al igual que hay electrodomésticos que no pueden faltar, algunos utensilios son imprescindibles en cualquier cocina. Son esos que sacan una sonrisa cuando se ven mientras se está haciendo una receta. Otros, sin embargo, no generan ningún sentimiento. Los segundos tendrán que desecharse según el método Konmari, ideado por Marie Kondo. El truco para decidir si deshacerse de algo o no es pensar si solo se guarda solo por un apego emocional. En caso afirmativo, debe salir de casa.

El axioma principal de este método es que el orden llega con la división. Para ponerlo en práctica, son muy importantes los organizadores que permitirán que los utensilios no se muevan de su lugar. Si es posible, las ollas, sartenes y cuencos se deben guardar apilados con las tapas en vertical. Así deben plegarse también los trapos de cocina y las servilletas. Por su parte, el armario que todas las cocinas tienen debajo de la fregadera es, según este método, el lugar ideal para los productos de limpieza. El resultado será una estancia limpia y ordenada que transmitirá calma tenga el tamaño que tenga.

- Ir al 'Especial cocinas'

Etiquetas
Comentarios